Ecología baño

El océano, un mal lugar para vivir

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Mundo submarino

Desde hoy y hasta el 12 de junio se discutirán en Bonn las medidas a adoptar para paliar en lo posible los efectos del cambio climático. Según la Mesa Inter-academias, que reúne a más de 70 academias de las ciencias de todo el mundo, una de las consecuencias más inminentes del aumento alarmante de las emisiones de dióxido de carbono, es la progresiva adificación de los océanos.

 Los océanos ya están aumentando su nivel de acidez, hecho que afecta directamente a la población de mariscos, almejas -base alimenticia de numerosas especies marinas- y corales. La alteración en la composición química de los mares deja a estas especies sin capacidad para formar sus conchas y esqueletos.

La acidificación de los océanos constituiría una verdadera catástrofe submarina. La desaparición de los arrecifes de coral dejaría sin hábitat a numerosas especies marinas, y finalmente se vería afectado el aprovisionamiento de los humanos. Para solucionarlo, es necesaria una reducción drástica de los niveles de emisión de dióxido de carbono hasta los niveles de 1990, como mínimo. Ya sabes, recicla, no contamines y ahorra agua: ¡date una ducha!