Arquitectura

FONTANERÍA Y SANEAMIENTO DE UNA VIVIENDA

En nuestra vivienda, ligados a nuestro cuarto de baño y cocina, existen las instalaciones de fontanería y de saneamiento. Ambas coexisten para dotarnos de un nivel de confort en nuestra vivienda y hacernos la vida más fácil.

Fontaneria y saneamiento de una vivienda

FONTANERÍA

Desde la red general de agua sanitaria, tenemos la Entrada de agua hasta nuestro Contador de agua, el cual se encargará de contabilizar nuestro consumo. Puede darse el caso de que tengamos dos contadores en nuestra vivienda, uno de agua fría y otro de agua caliente, cuando tenemos caldera comunitaria, pero siempre existira un primer contador a la entrada de agua desde la red general a nuestro edificio.

Del contador, pasando lo primero por la Llave de paso, el agua fría se conduce hacia los aparatos sanitarios de nuestro baño y cocina, y por otro lado se conduce hasta nuestro calentador o caldera para generar el agua caliente. Una vez calentada el agua se conduce hasta baño y cocina para llegar a los distintos puntos de suministro.

Pasando por tuberías, codos y llaves, tenemos en nuestros grifos la deseada agua caliente para esas agradables duchas y demás usos.

DESAGÜES

Tanto en el cuarto de baño como en la cocina, todos los puntos de agua tienen un Desagüe independiente, el cual se unirá al Desagüe general para llegar hasta la red general de desagües y Alcantarillado.

En los cuartos de baño, los aparatos sanitarios (lavabo, ducha o bañera y bidé) tienen sus desagües y antes de llegar a la bajante general han de tener un sifón, para evitar los pasos de olores. Dependiendo de las zonas y las construcciones, pueden ser sifones individuales en cada aparato, o tener un sifón único al que conocemos como bote sifónico. El inodoro, sin embargo, ya lleva el sifón integrado en su forma, por lo que va directo a bajante sin poder unirse con ningún otro aparato sanitario.

En las cocinas, los fregaderos tendrán un sifón individual antes de conectar a bajante. La lavadora y lavavajillas integran ya sifón en su diseño, por lo que se pueden llevar directos a bajante.

Una vez que todos los desagües se unen a la bajante general, la cual ha de tener una ventilación a cubierta para eliminación de olores, el recorrido seguirá hasta las arquetas del edificio, que estarán situadas debajo de cada bajante, y de ellas se unirá en un conducto mayor hasta llegar a la red de alcantarillado general.

Mencionar también la existencia de los desagües de pluviales (agua de lluvia), que tienen que estar separados del resto de desagües de la vivienda, conducidos igualmente hasta la red de desagüe general pasando por sus correspondientes arquetas o pozos de registro.

Así, con un resumen rápido y sencillo, podemos conocer un poco cómo funcionan nuestras instalaciones de fontanería y desagües a nivel principiante.

FONTANERÍA Y SANEAMIENTO DE UNA VIVIENDA
¿Te gusta este post?