Noticias de Baño

¿CÓMO SUSTITUIR LA SILICONA?

La silicona es un material que todos conocemos y que está muy presente en nuestros cuartos de baño, por lo que antes o después deberemos sustituirla.

Se utiliza para sellar las juntas, ya sean del lavabo, inodoro, ducha o de nuestra mampara.

Como todos los materiales, la silicona tiene una vida útil, que depende de la calidad de la misma, del cuidado y limpieza, por lo que puede estar perfecta más o menos años, pero tenemos que tener claro que es un elemento que más tarde o temprano habrá que retirar y sustituir por una nueva.

SecuriBath, en sus instalaciones utiliza silicona de gran calidad especial para cuartos húmedos, siendo ésta de tipo ácida, fungicida y anti-moho, para que su duración sea la mayor posible. Tiene una excelente adherencia sobre materiales no porosos: vidrio, superficies vitrificadas, azulejos, cerámica, aluminio, etc.

Cuando instalamos nuestros nuevos aparatos sanitarios, todo está perfecto, impecable, pero con el paso del tiempo lo que más suele suceder es que la silicona se vuelve negra, empezando por pequeñas zonas y extendiéndose a lo largo del cordón de silicona. Esto no tiene otra solución que sustituirla por una nueva. Veamos cómo realizar el cambio de silicona

Necesitaremos:

– Trapos y productos de limpieza, un cúter, silicona, pistola para silicona y espátula para silicona.

Proceso a seguir:

– Con un cúter o cuchilla retiraremos la silicona antigua, con extrema precaución para no sufrir ningún corte ni rayar el azulejo o el plato de ducha

– Hay que limpiar perfectamente la zona ya que en caso contrario la nueva silicona no adherirá bien y se despegará. Con un paño que no suelte hilo ni pelusa, y aplicando alcohol de quemar o un detergente podremos limpiar todo perfectamente.

– Deberemos secar muy bien la zona a aplicar silicona, ya que es otra causa de que ésta no adhiera. Podemos usar un secador de pelo por ejemplo, para garantizar que seque bien y rápido

– Para la nueva aplicación, usaremos una pistola de silicona en caso de que sea en tubo rígido, o también existe en el mercado silicona en tubo flexible, que no necesita de ninguna herramienta para su aplicación.

– El cordón de silicona debe ser lo más fino posible pero que cubra bien la junta a sellar. Existen piezas especiales en forma de ángulo para extender el cordón en su totalidad y que penetre bien en la junta.

– Una vez aplicada la silicona hay que dejar secar, según nos indique cada fabricante, un tiempo determinado para que la estanqueidad quede garantizada.

Además hay multitud de colores, según sea su uso así podremos utilizar silicona transparente para que no se note el cordón, blanca, marrón, verde,… según el color de los materiales que vayamos a sellar.

Como se puede ver, no es una tarea difícil la de sustituir nuestras siliconas deterioradas, aunque siempre se puede recurrir a profesionales como SecuriBath para que nos hagan el cambio de silicona de una manera rápida y limpia.