Grifería, SecuriBath

¿Sabes cuál es la válvula que mejor se adapta a tu lavabo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La válvula de desagüe es un accesorio que permite retener agua en el lavabo o bidé durante su uso. Y también evita la caída de residuos que podrían atascar o producir averías en nuestras tuberías.

Pues bien, existen cuatro tipos de válvulas, aunque todas ellas cumplen la misma función. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. Por eso desde SecuriBath te explicamos cómo es cada una de ellas. Para que te sea más fácil elegir la válvula que necesitas.

La válvula de cadena

Ésta es la más clásica. Las que todos hemos conocido, y seguramente tengamos o hayamos tenido alguna vez en nuestro baño. Acaba con un tapón que suele ser de goma. Y al tapón va enganchado una cadenilla que se sujeta en el grifo o en el lavabo. Este tapón se quita y pone de forma manual.

VENTAJAS: Son las válvulas de desagüe más económicas. Su uso es muy fácil e intuitivo. Consiguen retener una gran cantidad de agua.

INCONVENIENTE: Podríamos decir que el inconveniente es estético al dejarse ver la cadenilla. Y que el tapón con el tiempo puede desgastarse y no hacer su función y haya que cambiarlo.

Válvula de desagüe de CADENA

La válvula automática

Tienen una varilla o palanca situada en la parte trasera del grifo. Para abrir o cerrar la válvula hay que tirar hacia arriba o hacia abajo de la varilla o la palanca. Va con el propio grifo. Es decir, si queremos una válvula automática tendremos que comprar el grifo con este sistema específico.

VENTAJAS: Más vistosa que la opción de cadenilla.

INCONVENIENTE: Es susceptible de romperse antes, por mal uso o por el paso del tiempo. Además se corre el riesgo de no encontrar repuestos hasta el punto de tener que cambiar el grifo entero.

Grifo EUROSMART de GRÖHE con válvula automática
Válvula de desagüe AUTOMÁTICA grifo EUROSMART de GRÖHE

La válvula de clic-clac

Es la más moderna y novedosa. Se abre y se cierra pulsando en ella. Se compra por separado del grifo. Por eso, con esta válvula cabe la opción de sustituir la antigua válvula por ésta más moderna.

VENTAJAS: Instalación sencilla. Muy cómoda de usar. Diseños variados.

INCONVENIENTE: Su precio es más elevado que las opciones tradicionales.

Válvula de desagüe CLICK-CLACK de ROCA

La válvula fija

Siempre queda en la misma posición. Se usa sobre todo en baños públicos. Deja pasar el agua pero requiere cualquier posible residuo a la tubería.

VENTAJA: Es muy segura y eficaz

INCONVENIENTE: No es posible acumular agua en el lavabo.

 

A la hora de elegir la válvula de desagüe para tu lavabo tendrás que tener en cuenta varios aspectos, como por ejemplo:

-Si tienes la pared detrás del lavabo está muy pegada al grifo no te recomendamos la válvula automática, ya que te será incómodo mover la varilla arriba y abajo si tienes poco espacio de maniobra.

-Si tu lavabo es poco profundo o plano, puedes optar por una válvula fija ya que el lavabo no está diseñado para acumular agua.

-Si buscas algo práctico y económico lo mejor sería optar por la válvula de cadenilla, y éstas valen para cualquier grifo.

 

Conociendo al detalle cada una de ellas sabrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. En SecuriBath también podemos asesorarte, y si lo necesitas te ofrecemos servicio de montaje a domicilio.