Diseño en el baño

Difusores de ducha, no se puede pedir mas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

fornaramaulini-shower-ecco-charade-2def.jpg

Redondos, cuadrados, triangulares, rentangulares… todas las formas, todos los tamaños. La oferta en difusores de ducha es muy amplia y extensa.

fornaramaulini-shower-ecco-charade-5def.jpg

Por la mañana o por la noche, la ducha puede ser un momento único. Los rociadores más modernos consiguen multitud de sensaciones, desde un baño relajante al final del día a una ducha revitalizante para comenzar la jornada. Los nuevos difusores incorporan varios tipos de chorros que ayudan a relajar los músculos o activarlos. Los grifos se pueden dirigir hacia zonas concretas para aliviar tensiones, estimular la circulación sanguínea, masajear los músculos después de practicar deporte o mitigar dolores articulares. Diferentes posibilidades según la intensidad o presión del chorro.

fornaramaulini-shower-ecco-charade-6def.jpg

En este sentido, el modo de distribución del agua es importante. Ha de ser homogéneo. Tiene que salir con la misma fuerza por todos los jets o boquillas. Los cabezales multifunción permiten elegir entre caída en chorro, cascada o, incluso, efecto lluvia. Cada uno de estos modos varía la fuerza del agua, suave o vigorosa, y consigue distintas sensaciones.

fornaramaulini-shower-ecco-charade-7def.jpg

A ello contribuye también la dimensión del difusor. La tendencia más actual opta por modelos de grandes dimensiones. Las diferentes marcas de teleduchas disponen de rociadores con diámetros de 120, 130, 160, 180 ó 210 milímetros. Los modelos más sorprendentes alcanzan hasta 400 milímetros de ancho para generar un chorro mayor, que envuelve el cuerpo por completo sin necesidad de dirigir el difusor. Según las medidas del diámetro, es preferible instalar el rociador en la pared o en el techo. Por otro lado, este factor determina el número de boquillas, desde un mínimo de 80 hasta más de 200.