Diseño en el baño

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una reforma muy práctica

plato de ducha obra Securibath mampara

Cada vez resulta más frecuente tomar la decisión de cambiar la bañera de siempre por un plato de ducha.

El ritmo de vida actual no nos permite disfrutar a menudo del placer de un baño relajante y resulta mucho más rápido, limpio, cómodo y accesible un plato de ducha.
La cosa es tan simple como montar un plato de ducha a medida y unos revestimientos especiales adaptables. Solo en 24 horas y sin obras molestas.
El resultado es una instalación segura, cómoda y sin problemas de acceso.

El Sistema Integral de Ducha SecuriBath es universal y vale para todos los baños.
En cuatro sencillos pasos, retirar la bañera, instalar el sistema de ducha, alicatar y colocar la mampara de baño.

La incorporación de un plato de ducha a nuestro cuarto de baño no tiene porque suponer una renuncia al confort, sino todo lo contrario, las columnas hidromasaje resultan excepcionales a la hora de proporcionarnos un rato de relax y sensación de bienestar, además estéticamente resultan muy adecuadas para la decoración de un cuarto de baño moderno y la variedad de formas y tamaños permite que siempre haya un modelo adecuado para cada hogar.

En Securibath nos presentan una amplia gama de productos dentro del concepto de “ducha fácil”, que se refiere a la instalación de un plato de ducha en sustitución de una bañera en cuatro sencillos pasos, retirar la bañera, instalar el sistema de ducha, alicatar y colocar la mampara, con una obra sencilla podremos disfrutar de nuestra ducha en unas horas.

Hidromasaje o no, la ducha es más práctica, más higiénica y más ecológica y en general se corresponde mejor con las necesidades que tenemos hoy en día, así pues la bañera queda reservada para viviendas que disponen de más de un cuarto de baño, para su disfrute en ocasiones especiales, mientras la ducha poco a poco gana terreno y se convierte en la opción más elegida en general.