Diseño en el baño, Duchas

Baños: Ventajas de la ducha

cabina_ducha_diseno_1_thumb

Una ducha, a diferencia de la bañera, nos soluciona los problemas de espacio en nuestro baño ya que ocupa mucho menos espacio y nos mejora la circulación de la estancia.

También se ahorra tiempo de limpieza, agua y energía.

La ducha es aconsejable también cuando hay niños en el hogar, personas mayores o discapacitados ya que es más fácil el ingreso y no se corren los riesgos de resbalarse como en el caso de una bañera.

En cuanto a la elección el tipo de ducha, si optamos por una cabina independiente resultan más prácticos y funcionales los modelos que aprovechan una esquina o una para colocar los platos fabricados que pueden ser de: porcelana, acero esmaltado o materiales acrílicos y protegidos con mamparas de metacrilato o cristal resistente a los golpes.

Si nos inclinamos por una ducha de obra tengamos en cuneta que debe quedar muy bien impermeabilizado el suelo con una pendiente hacia el desagüe para que escurra el agua. La pared debe estar revestida de materiales como la piedra, azulejos, acrílicos, gresite y en caso de optar por madera, que sean duras, resistentes a la humedad y de poca porosidad.

También, para los más exigentes, la posibilidad de una cabina de ducha de una sola pieza con sistema de hidromasaje y vapor, muy similar en su aspecto a una ducha con mampara.

Leído en el Bog Habitissimo

Baños: Ventajas de la ducha
¿Te gusta este post?