Duchas

Las griferías de Hansa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

GRIFERIA SECURIBATH

El diseño perfeccionado y los modernos detalles son la respuesta a los baños de hoy: ambas series combinan el aspecto vanguardista con los valores tradicionales, al tiempo que satisfacen las crecientes expectativas de funcionalidad y durabilidad.

La inclinación del esbelto bloque cilíndrico además de conceder una nueva dinámica a la grifería, descubre su lado práctico: al aumentar la distancia entre el grifo y la pared mejora la comodidad de manejo de la palanca, incluso en espacios reducidos. El aspecto dinámico de la grifería viene acentuado por los característicos caños horizontales, cuyas líneas se reflejan en la palanca.

Los dos modelos han permanecido fieles a su diseño básico, si bien, sus características tradicionales han sido traducidas a un lenguaje de diseño más claro. Mientras que Hansaprado presenta las clásicas terminaciones semicirculares para palanca y caño, los laterales de los mismos en el modelo Hansatwist discurren hacia delante rectos y paralelos hasta el filtro. Al igual que en la transición de un río a una cascada, la pendiente de su superficie va decreciendo en su avance, confiriendo al grifo su singular aspecto característico.

Con el mezclador Hansaeco 60+-, los modelos Hansaprado y Hansatwist poseen una tecnología de eficacia probada que viene convenciendo desde hace años a los profesionales del ramo sanitario, tanto a distribuidores como a fontaneros y consumidores. El limitador de caudal y costes integrado, además de la regulación de caudal preajustable permiten ahorrar agua y energía hasta un total del 50 por ciento. En el caso del limitador de caudal y de coste, el usuario ha de vencer una ligera pero perceptible resistencia del mando al abrir el grifo para obtener el caudal completo (“sistema de dos caudales”). Además, un tornillo permite personalizar el caudal. Lo que facilita una reducción del mismo hasta aprox. 6 litros por minuto. Asimismo, también es posible regular de forma individual el bloqueo integrado del agua caliente. Este sistema reduce no solo el riesgo de sufrir escaldaduras, sino que disminuye además la demanda energética gracias a un menor consumo de agua caliente. Sin olvidarnos de los discos de cerámica cortados con precisión y dotados de depósito integrado de grasa que garantizan la exactitud y suavidad de manejo a largo plazo.

El cuerpo del grifo con su cromado de alta calidad, se ha fabricado, al igual que el resto de las series Hansaprado y Hansatwist y, de hecho, toda la grifería de Hansa, con la aleación de latón MS 63, especialmente resistente a la corrosión y a la desgalvanización. En función de la composición local del agua, dicho material impide el arrastre de metales, evitando así que pasen más tarde al agua potable.

La gama de ambos modelos, además del mezclador monopalanca para el lavabo de consola, incluye grifería de bidé, grifería externa y empotrada para ducha y bañera, grifería de repisa de un orificio para el borde de la bañera, así como mezclador de fregadero para la cocina. Asimismo, a Hansa se le ha ocurrido un nuevo y práctico detalle para la grifería de bañera: el sutil cambio de modo que permite fijar el caudal en posición de ducha y evitar así el molesto cambio automático. Las griferías empotradas corresponden al sistema multifuncional Hansavarox, cuya modularidad permite el reequipamiento en el futuro, por ejemplo, con un termostato.