Historias del Baño

Las duchas son para el verano…

blogspot.com
blogspot.com

Recuerdo que me encantaba esa película, “Las bicicletas son para el verano“, porque conseguía trasladarme al ambiente de los veranos de mi infancia. Con la ducha me ha sucedido lo mismo; llevo todo el año dándole vueltas a la decisión de cambiar la bañera por un plato de ducha, pero es ahora en verano cuando he decidido no posponerlo ni un minuto más.

En el mismo día te quitan la bañera y la sustituyen por un plato de ducha -yo lo he elegido antideslizante y a ras de suelo, me da miedo que los niños se resbalen o tropiecen y se den un golpe-, adaptando las tuberías, poniendo un nuevo alicatado… ¡Vamos, como si estrenáramos el cuarto de baño otra vez!

Vienen la semana que viene, estoy deseando llegar a casa después del trabajo y poder pegarme una ducha para refrescarme. Esto es vida…