Tercera Edad

Consejos para adaptar un baño a la tercera edad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

El baño es, sin lugar a dudas, uno de los lugares de primera necesidad en nuestro hogar.Por ello, debe adaptarse en casos de movilidad reducida por fracturas, deterioro físico, artrosis, artritis, discapacidades… para facilitar sus funciones y además evitar accidentes por una mala adecuación.

Securibath_tercera_edad

Desde un pasamanos, eliminación de escalones, inodoros o grifos automáticos…, conviene que sea un especialista quien analice las barreras de nuestro cuarto de baño y lo adapte a nosotros, sin suponer un trastorno de utilidad para el resto de familiares, algo que no terminan de cumplir todos los productos del mercado.

Securibath ofrece una mayor sensibilidad y presta mejores cuidados y servicios dentro del W.C., donde la intimidad y la comodidad es lo más importante. El diseño de un baño no se limita al uso de tecnologías avanzadas; hay ciertas medidas características de los sanitarios a respetar:- El inodoro, con las medidas adecuadas e instalado en una altura y posición que no suponga ningún obstáculo.- El lavabo: con grifos accesibles, también con las medidas y colocación idóneas.- La ducha: preferiblemente con asiento rebatible y una zona seca, y en caso de ser necesario, adecuada al uso con silla de ruedas. El producto estrella de Geribath es precisamente su sistema integral de ducha especial para discapacitados y tercera edad, un sistema válido para todos pero diseñado específicamente para éstas personas.