Duchas, Ecología baño

Una ducha-lavadora

Ahorrar agua es una necesidad y un hecho que cada vez tenemos más integrado en nuestra vida, además de desarrollar productos que permitan más de una prestación y si, encima, ahorran espacio pues mejor que mejor. Cuatro estudiantes de diseño industrial se reunieron precisamente con esto en mente y pensaron en por qué no utilizar el agua y la energía de la ducha, para lavar ropa.

Ducha-lavadora

Para los que piensen “pues anda que lavar la ropa con agua sucia” la respuesta es fácil, el diseño incluye un sistema de filtración triple (orgánico, químico y filtros de carbón), varias bombas, un calentador de agua, un tanque de almacenamiento y una lavadora, todo ello incluido en el muro de la ducha. El usuario puede cargar la lavadora con la ropa sucia y ésta se pone en marcha cuando la persona se ducha.

Por el momento sólo es un concepto, pero la idea detrás del Washit es muy válida y podría suponer un importante ahorro en una vivienda.