Historias del Baño, Salud y Belleza

Tips para practicar sexo en la ducha

Durante esta ola de calor no hay nada más refrescante que una buena ducha, y como el calor también despierta nuestra pasión, ¿qué mejor que compartir en la ducha esos ‘calores’ con tu pareja?

Sexo en la ducha

Un reciente estudio encargado por la compañía GROHE para conocer los hábitos de los españoles en el baño afirma que un 42.25 de los hombres y un 26.7% de las mujeres opinan que la ducha es el lugar perfecto para hacer el amor. Además, todos los participantes en el estudio admitieron que el chorro de la ducha es especialmente estimulante durante el acto sexual.

Por ello os ofrecemos una serie de tips para practicar sexo con seguridad en nuestra ducha. Porque no todo es tan fácil como lo pintan en las películas, y lo que podría ser un momento especial podría acabar en un sonrojante bochorno o en una lamentable desgracia.

 

Fuera la ropa

Parece una obviedad, pero no lo es. Cualquier prenda solo sería un estorbo, y tratar de quitársela ya en la ducha solo traerá problemas.

 

Buscar la mayor adherencia posible

Lo ideal sería realizar el acto en un plato de ducha antideslizante, pero si no tenéis uno buscad soluciones alternativas para garantizar la adherencia y evitar resbalones. Una buena alternativa es una alfombrilla antideslizante o unas chanclas de caucho.

 

Buscar puntos de apoyo estables

Una vez más lo ideal sería contar con material de primera, como asideros y asientos de ducha, pero si no es el caso siempre podéis buscar alguna banqueta de plástico para tenerla a mano.

 

Que el agua fluya a raudales

No es lo más ecológico, ni tampoco lo más económico, pero si el estudio refleja que a todos nos parece más estimulante practicar sexo con el chorro de agua será por algo. Evidentemente si dispones de una teleducha con múltiples chorros o incluso de una cabina de hidromasaje, la experiencia será aún más estimulante.

 

La seguridad ante todo

Si vais a utilizar un preservativo durante la relación, este debe colocarse antes de entrar en la ducha. Además es recomendable utilizar un lubricante resistente al agua.