Cambiar bañera por platos de ducha

Cómo cambiar una bañera por un plato de ducha

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

cambiar una bañera por un plato de ducha

¿Estás pensando en cambiar tu bañera por un plato de ducha?

Es una decisión cada vez más habitual, ya que la bañera es uno de los lugares de la casa con más accidentes y, además, resulta una barrera arquitectónica que complica mucho la vida de los mayores. Al cambiar una bañera por un plato de ducha ganarás en seguridad, accesibilidad y autonomía personal.

SecuriBath te ofrece la posibilidad de tener instalado en 24 horas el plato de ducha que siempre has querido, con los mejores técnicos y los mejores acabados, y lo más importante, sin obras molestas. Todo se hace en el mismo día. Es una reforma ultrarrápida y limpia, tanto que podrás seguir utilizando el resto del cuarto de baño durante la instalación.

Si todavía tienes dudas sobre el servicio que te ofrece SecuriBath, con cambios ultrarrápidos y obras totalmente limpias, te contamos cómo es el proceso de cambiar una bañera por un plato de ducha. Así trabajan los técnicos de SecuriBath.

Pasos para cambiar una bañera por un plato de ducha


En primer lugar es necesario que te pongas en contacto con SecuriBath y acuerdes un día para que un técnico vaya a tu domicilio y tome medidas. Con este primer paso podrás tener un presupuesto orientativo para cambiar una bañera por un plato de ducha.

Después de haber tomado las medidas, y el día fijado para la instalación, llegará un equipo técnico de SecuriBath a la hora acordada. Este equipo se encargará de proteger el resto de tus enseres de baño, para que no se ensucien o rompan. Los técnicos quitarán la antigua bañera y adaptarán el desagüe.

Una vez realizado este paso procederán a instalar tu nuevo plato de ducha antideslizante. Finalmente, alicatarán el espacio que ocupaban las paredes de la bañera.

financiamos el cambio de bañera por ducha

Con SecuriBath deja de preocuparte por las molestas obras y la suciedad. Dejarás tu baño en las mejores manos para, en menos de 24 horas, poder cambiar una bañera por un plato de ducha, el que siempre has querido tener.