Seguridad y Accesibilidad Baño, Tercera Edad

12 medidas de seguridad para personas mayores en el hogar

seguridad para personas mayores en el hogar

Las personas mayores habitualmente pasan muchas horas de su vida diaria en casa. Además, por la evolución de la sociedad y la familia, cada vez más personas de edad viven solas. Por ello es importante establecer medidas de seguridad para personas mayores en el hogar que ayuden a evitar accidentes.

A continuación te sugerimos 12 medidas de seguridad para personas mayores en el hogar que deberías tomar cuanto antes mejor:

  1. Todas las zonas de la casa deben estar adecuadamente iluminadas, en especial el dormitorio y el baño para que así la persona se mueva con facilidad y tenga una visibilidad perfecta de lo que hay a su alrededor.
  2. A poder ser, es muy aconsejable que en los baños haya una ducha en vez de una bañera, ya que con las bañeras las personas mayores han de realizar gran esfuerzo y para muchos por problemas de movilidad es absolutamente imposible el acceso.
  3. Es muy aconsejable que el suelo del baño sea antideslizante y que tanto dentro como fuera de la ducha haya una alfombra antideslizante también porque muchas veces los accidentes domésticos ocurren a la hora de la ducha.
  4. En el baño también suele ser muy útil colocar barras en la zona del lavabo, ducha e inodoro ya que así la persona siempre tendrá puntos de apoyo y más seguridad en los movimientos.
  5. Intenta deshacerte de los muebles que no sean absolutamente necesarios. Un exceso de muebles por las zonas más transitadas de la casa pueden ser obstáculos y generar algún accidente o golpe por lo que son uno de los factores a corregir para garantizar seguridad para personas mayores en el hogar.
  6. En el suelo, es también aconsejable eliminar alfombras y felpudos ya que muchas veces pueden originar resbalones. De lo contrario, deberían siempre estar adheridas al suelo. No obstante, también las adheridas pueden causar caídas porque los ancianos tropiezan dado que la capacidad de levantar los pies de estas personas está muy limitada.
  7. La cama del dormitorio debería adaptarse a las necesidades de la persona en cuestión y es aconsejable que el colchón no se hunda demasiado ya que esto dificulta a la persona mayor levantarse de la cama.
  8. Debes procurar que los utensilios de la cocina estén al alcance de la mano y los que menos se utilicen se guarden en las zonas menos accesibles. Hay que evitar siempre que la persona mayor tenga que subir a una escalera o banqueta para acceder a zonas elevadas.
  9. Siempre es aconsejable que las ventanas sean correderas ya que así se pueden evitar posibles accidentes al abrir las ventanas hacia adentro.
  10. Si las puertas de la casa tienen cerraduras, asegúrate de que por fuera se pueden abrir, de lo contrario, cabe el peligro de que la persona se quede encerrada dentro de la habitación con pestillo y haya que echar la puerta abajo para sacarla.
  11. Las sillas y los sillones de la casa son siempre mejores si disponen de apoyabrazos y respaldo y que no sean muy bajos. De este modo, se incorporaran con facilidad.
  12. Cuanto más orden haya en la casa, menor será la posibilidad de golpe, tropezón o accidente de la persona mayor, por lo tanto, intenta siempre evitar el desorden.

 

soluciones seguras SecuriBath

Aunque desde la visión de una persona joven muchos de las aspectos que se plantean en los puntos anteriores parecen poco importantes, las personas mayores, aunque se encuentren bien, tienen limitaciones por el declinar fisiológico de sus capacidades. Si surgen accidentes, estas capacidades merman mucho y pueden suponer la pérdida de autonomía de la persona. Por todo ello, es fundamental evitar problemas que entorpezcan y dificulten la vida de cualquier persona garantizando la seguridad para personas mayores en el hogar.