Consejos, Reformas cocina

8 maneras eficaces de ahorrar en la cocina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La cocina es una de las zonas del hogar donde más se gasta y muchas veces de forma totalmente involuntaria. Este gasto se puede producir por el consumo de luz, gas, agua o también por la cantidad de comida que se compra y en ocasiones que no se consume. En algunos de los casos será suficiente con seguir unos sencillos pasos para ahorrar en la cocina. Sin embargo, en otras ocasiones será necesario reformar la cocina para sacar el máximo partido.

ahorrar en la cocina
Nenne den Autor!

Por ello, es importante aprender cómo se puede ahorrar en la cocina y aprender a sacar mayor partido tanto a todos los elementos de la cocina como a todos los alimentos que compras.

Para estimularte con este ahorro, a continuación enumeramos 8 maneras que te ayudarán a ahorrar en la cocina:

1.- Controlar el gasto de agua

En la cocina se utiliza mucho el agua: para cocinar, limpiar, simplemente, para beber. Por eso, es fundamental intentar controlar su uso. Para lograrlo puedes utilizar varias técnicas, como:

  • No esperes a que salga el agua caliente.
  • Utiliza el agua fría para realizar otras actividades: llenar las botellas de agua, enjuagar,…
  • Procura cerrar siempre el grifo si no necesitas el agua. Por ejemplo, si estás fregando los platos intenta enjabonar todo mientras el grifo esté cerrado y utiliza el agua para aclarar todo seguido.

2.- Controla las fugas

Este es uno de los principales motivos para realizar reformas de cocinas. Debes tener cuidado con las fugas de agua que puede haber y tratar de evitarlas.

De hecho, si un grifo gotea, puede llegar a perder muchos litros de agua al año, un gasto totalmente inadecuado y fácilmente evitable.

3.- Reduce las aperturas del frigorífico

Es importante darle un buen uso al frigorífico, ya que cada vez que abres el frigorífico desperdicias un 7% de la energía. Por eso, abre el frigorífico cuando tengas pensado qué coger y si quieres coger más de una cosa, intenta cogerlas todas a la vez.

También procura no meter alimentos calientes en el frigorífico y esperar a que se enfríen ya que la energía que necesita para enfriarlos se multiplica.

4.- Aprovecha el calor residual

ahorrar en la cocina con el calor residual

En todas las cocinas eléctricas, exceptuando las de inducción, una vez que apagas el fuego todavía queda calor residual. Por lo tanto, cuando estés cocinando algo intenta apagar el fuego unos minutos antes de terminar la cocción para que así se termine de cocinar con el calor residual ahorrando energía de este modo.

Además, utilizar electrodomésticos como ollas express o la cocina al vapor te ayudará a reducir el consumo cuando cocinas.

5.- Utiliza el microondas para ahorrar en la cocina

Si te encuentras muchas veces en la situación de no saber si utilizar el horno o el microondas, siempre es mejor utilizar el microondas, ya que ahorras alrededor del 70% de energía.

Si necesitas cocinar con el horno, aprovecha para cocinar más de un alimento a la vez. Intenta no precalentar el horno en cocciones superiores a la hora y procura no abrir el horno varias veces durante el horneado.

6.- Utiliza electrodomésticos adecuados

A la hora de cocinar intenta siempre comprar sartenes o cazuelas del mismo tamaño que el fuego o el círculo de la zona de cocción. De esta manera,reducirás un 20% el gasto de energía.

Además, procura tapar las sartenes y cazuelas al cocinar porque ayudará a que la cocción sea más rápida y con un ahorro más que interesante.

7.- Haz una lista de compra

Hacer una lista de compra adecuada a las cosas que verdaderamente necesitas te ayudará a ahorrar en la cocina. De lo contrario, en ocasiones comprarás por impulso muchas cosas que no necesitas y se acaban estropeando sin consumir para finalmente terminar en el cubo de la basura.

8.- Aprovecha los alimentos

aprovechar los alimentos

Es recomendable envasar al vacío o congelar los alimentos para no desaprovechar nada y no desperdiciar alimentos. Por ejemplo, si cocinas una ración grande y no la vas a comer en poco tiempo, es conveniente congelar las raciones restantes.

Para que sea sencillo recordarlo, pon la fecha y el nombre todos los alimentos. Sólo así sabrás qué es cada cosa y lo consumirás de la forma más apropiada.

Lo mismo sucede si envasas al vacío. Estarás alargando la vida de todos tus alimentos y conseguirás ahorrar en comida.

Con estos 8 consejos ya no tienes excusa para no ahorrar en tu cocina. Si los aplicas, notarás la diferencia. Y si lo que necesitas finalmente es reformar la cocina, confía en profesionales como SecuriBath. Pide ya tu presupuesto para reformar tu cocina. Sin compromisos. ¡No te arrepentirás!