CONDUCHA Y JABÓN, Duchas

Cuál es tu tipo de ducha ideal

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No existe el dicho de “hay una ducha para cada tipo de persona”, pero estamos convencidos de que debería existir. Si no lo sabías, hay un tipo de ducha pensada para cada tipo de usuario, para adaptarse a tus necesidades y ofrecerte todo el placer con el máximo de calidad. Y entre toda la gama de duchas que podemos ofrecerte en SecuriBath seguro que se encuentra la que necesitas.

tipo de ducha

Hemos hecho una selección del tipo de ducha dependiendo de tu comportamiento. No es lo mismo tomar una ducha por la mañana deprisa y corriendo que aprovechar los momentos de relax debajo del agua. Decide qué tipo de ducha es tu ideal dependiendo de los tres siguientes factores:

1.- Duchas para disfrutar

ducha-para-disfrutar

Si eres de los que les gusta estar un buen rato en la ducha, de alargar el momento de lavarte y exprimir al máximo cada instante bajo el chorro de la ducha, éste es tu tipo de ducha. Se trata de duchas configurados con un espacio amplio, que permita libertad total de movimiento y que creen un espacio único dentro de ella.

Deben ser duchas confortables y armónicas. Una idea que puede dar un toque de distinción a tu ducha puede ser incorporar un diseño moderno, con un plato de ducha a ras de suelo o con tal forma que se adapte a las circunstancias y necesidades del entorno.

Pero lo más importante es que la ducha  ofrezca una experiencia relajante, tranquilizadora y perfecta para reparar, lavar y relajar el cuerpo.

2.- Duchas rápidas

Sí, los hay. Hay personas que entran en la ducha para cumplir con su función y seguir a otra cosa. Para las personas que prefieren entrar en la ducha, pasar el menor tiempo posible y seguir con sus actividades diarias, lo ideal puede ser una ducha abierta, con una mampara a un lado pero sin paredes a los lados.

Estas duchas funcionan como duchas de paso, donde la persona entra por un lado y sale por otro, como un túnel de lavado o unos boxes. Se trata de duchas fáciles de lavar y de tratar, en materiales actuales y con desagües que pueden estar integrados en la pared.

3.- Duchas familiares

duchas familiares

Las duchas familiares son las que están pensadas para albergar a más gente. Estas duchas son amplias, cómodas y pensadas para evitar resbalones y caídas. Son duchas pensadas para proporcionar la estabilidad para sus usuarios, permitir un acceso cómodo y evitar posibles accidentes.

Las duchas familiares están pensadas para aquellos que desean duchas tamaño XXL. Disfruta de una ducha conjunta con tus hijos o tu pareja, toda una experiencia que hay que disfrutar.

¿Quieres cambiar el tipo de ducha que tienes en tu cuarto de baño? Confía en SecuriBath. Pide tu presupuesto para cambiar bañera por ducha.