Instalación de la grifería tras el cambio de bañera por ducha

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

instalación de la grifería

Altura de la grifería tras el cambio de bañera

En SecuriBath hay soluciones específicas para quitar una bañera y poner un plato de ducha y hacer la instalación de la grifería. Pero los grifos que instalan en los platos de ducha que son de diferente forma y no traen toma de salida de agua directa, sino que el agua se distribuye por el flexible de ducha y por la columna de ducha para difundir el agua en el recinto o espacio de la ducha.

Cambiar un grifo de bañera es lo que solemos hacer en las obras de cambiar bañera por un plato de ducha. Normalmente sé suelen cambiar los grifos de ducha antiguos por unos grifos de ducha termostática, en ocasiones se instalan empotrados o en superficie para ganar mas amplitud en la ducha.

La instalación de una grifería adecuada en su plato de ducha, consiste principalmente en cerrar la llave de paso, es decir, suspender el suministro de agua en el cuarto de baño. Como segundo paso retiraremos la grifería de la bañera antigua. Luego instalamos un grifo mezclador o termostático utilizando piezas de ajuste en forma de «S» , luego procederemos a la instalación de la grifería de la ducha nueva con el máximo cuidado para no arañarlo.

Nosotros recomendamos instalar el grifo del tipo termostático cuando haces el cambio de bañera por plato de ducha y así, de este modo, ahorras mucha agua caliente y energía. Principalmente evitaremos quemarnos por elevadas temperaturas del agua.

Otro tema importante a recordar es que al cambiar una bañera por un plato de ducha, normalmente la altura de la grifería hay que elevarla entre 30 o 40 cm con el fin de que la nueva grifería para la ducha quede a una altura idónea para la ducha.

Posición de la grifería tras el cambio de bañera por ducha

Por el sistema de instalación, nos encontramos con griferías de superficie (las más usuales) y grifería empotradas. Las de superficie son más fáciles de instalar y de reponer, y también son más económicas. Las griferías empotradas, necesitan un espacio donde empotrar todo el mecanismo de grifería y llevar tubería hasta la salida de la ducha. Las tiene que instalar un fontanero y son más caras que las de superficie. Indiscutiblemente si instalamos un sistema de ducha empotrada ganaremos en espacio y consecuentemente tendremos más libertad de movimientos dentro del espacio de ducha. Esta solución es muy interesante porque los dispositivos de la grifería nos permiten mas espacio, más comodidad, más seguridad y todo queda más integrado, espacioso y por su peso más cómodo y moderno. Este sistema se puede instalar en cualquier baño.

Las bañeras tienen en su fondo una altura superior a los platos de ducha. La cuestión es que al cambiar la bañera por ducha se suele quedar la grifería en el lado más largo, al ser las bañeras y los platos de ducha de forma rectangular.

Es importante saber donde se sitúa la grifería en un plato de ducha rectangular. Lo ideal es situar la grifería en uno de los lados más cortos del plato de ducha para poder acercarnos o alejarnos cómodamente del flujo de agua de la ducha. Si pones la grifería en el lado mas largo del plato de ducha el espacio para ducharte queda muy reducido.

Realmente puedes colocar la grifería en el punto que desees del perímetro del plato de ducha, pero lo ideal es que su situación sea cómoda y accesible. Hemos de pensar que una mala colocación o instalación de la grifería convierte el espacio de ducha en un lugar incómodo y molesto.

Instalación Grifería empotrada.

Las columnas de ducha hidromasaje es una solución muy frecuente cuando hacemos el cambio de bañera por ducha. El reformar el baño e instalar una plato de ducha, conlleva el cambio y adecuación de la instalación de fontanería que obliga a replantear la antigua instalación que en su día a día fue diseñada para una bañera. Hoy en día, se utilizan griferías termostáticas que nos ayuden a ahorrar agua y mejorar la seguridad en la ducha. El uso de griferías monomando va descendiendo en aras de las griferías termostáticas.

La solución de cambiar la bañera por un plato de ducha conlleva adecuar y elevar las tomas de agua y lo normal es sustituir la grifería ya sea monomando o termostática, que se adecúa a las nuevas necesidades del plato de ducha y además ahorra agua y energía. Las griferías que hay instaladas en las bañeras entán a nivel de la bañera normalmente. Cuando procedemos a cambiar la bañera por un plato de ducha, la altura a la que quedaría sería muy baja e incómoda para su uso.

Nosotros proponemos elevarla con el fin de hacer el espacio de ducha más cómodo y seguro.Es importante tener en cuenta la situación de la bañera con relación al plato de ducha. Las bañeras suelen tener situada su grifería en el centro con el fin de que las personas que estén sumergidas puedan maniobrar con la grifería, que al estar recostados en la bañera su uso sea cómodo y seguro.

Grifería vista