ALTURA DEL GRIFO DE DUCHA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Cuando pensamos en reformar nuestro baño o hacer un cambio de bañera por ducha, una de las cosas a tener en cuenta es la altura del grifo de ducha. Puede ser una cuestión que no nos surja en el momento, pero siempre que encontremos un buen asesor, seguro que nos recomienda subir la altura del grifo de ducha.

Esto tiene sentido cuando vamos a tomar una ducha de pie para evitar tener que doblar la espalda al usar el grifo. La altura del grifo de ducha que estimamos en SecuriBath está entre 100 y 120cm. para los usuarios que se duchen de pie. En el caso de usar silla de ruedas, la altura del grifo de ducha varía siendo la óptima de 70 a 90cm.

En el cambio de bañera por ducha este trabajo de fontanería suele ser un complemento a la obra. Al ser necesario demoler parte del azulejo de pared que hay encima de la bañera, es el momento de aprovechar para subir las tomas de agua fría y caliente.

Vamos a ver varios ejemplos de obras realizadas por SecuriBath, con diferentes alturas y terminaciones.

En este primer ejemplo vemos que se realiza el cambio de bañera por ducha con subida de tomas a 100cm. Se elimina el azulejo hasta la segunda junta sobre bañera para subir la altura del grifo de ducha. El cliente eligió un revestimiento de contraste en tonos grises.

subida de tomas 1 securibath

El segundo caso que os muestro es más particular porque el cliente tenía azulejo del mismo modelo que el existente por lo que no hubo que cambiar a un nuevo alicatado. Se realizó un cambio de bañera por ducha con subida de tomas para una altura del grifo de ducha de 115cm.

subida de tomas 2 securibath

Por último en este tercer caso también se hizo un cambio de bañera por ducha con nuevo revestimiento de pared hasta techo. El elegido fue un revestimiento cerámico tipo gresite en tonos cremas. La altura del grifo de ducha se elevó hasta los 120cm.

subida de tomas 3 securibath

Como se ve en estos ejemplos, sea como sea la obra que queramos realizar, es importante que la altura del grifo de ducha sea adecuada para un buen uso diario de la ducha, dependiendo del usuario en cada situación.

Por otro lado, existe el cambio de bañera por bañera donde también es importante adaptar la altura del grifo dependiendo del tipo y de su tamaño. Hay tres formas de realizar esta instalación.

Si queremos colocar el grifo en la propia bañera debemos tener en cuenta que este dispuesto de forma que no moleste la entrada ni salida de la persona que vaya a utilizarla, teniendo en cuenta esto, la forma mas común de disponer el grifo es en los extremos de la bañera, aunque otra forma alternativa que resulta funcional es colocar el grifo en el lateral de la misma.

Tu grifería puede ir de la misma forma anclada a la pared dando así mas libertad al posicionamiento del mismo, dependiendo de donde se situé la pared contigua a la bañera.  Recomendamos dejar un pequeño espacio entre la máxima altura de la bañera y la toma del grifo.

La ultima forma de instalación en la bañera y menos común es en el suelo ya que tenemos que trasladar el suministro de agua y el desagüe al medio del baño.

Tanto para la instalación del grifo en pared como en el suelo y dependiendo del caso se suelen utilizar racores excéntricos que giran para facilitar la colocación del grifo.

Finalizado el tema de grifería en el espacio de ducha o baño ahora te vamos a enseñar las diferentes posibilidades a la hora de colocar en un lavabo o bidé.

Los grifos de una altura convencional suelen colocarse en lavabos, encastrados en la propia encimera. Los de menor tamaño se suelen utilizar para lavabos pequeños también llamados de “cortesía” ya que se ajustan bien a la instalación y aportan un toque elegante.

En este apartado también podemos incluir los lavabos tipo “bol”, de los cuales debemos tener en cuenta la profundidad del bol para elegir la altura del grifo, esto es importante para que el agua no salpique afuera.

Otro tipo de grifo es el que va instalado en la pared del lavamanos, para este grifo hay que tener claras las medidas desde donde empieza la toma hasta el centro del lavabo.

En cualquier caso, la altura de colocación de la grifería cuando cambiamos la bañera por un plato de ducha no es algo caprichoso o estético. Realmente las griferías que se instalan en las bañeras están colocadas a un nivel inferior puesto que la disposición de esta es mas baja respecto al plato de ducha. Por eso es necesario una adecuación en la instalación de las nuevas griferías a mayor altura para que resulte mas accesible y seguro el uso de la misma.

 

Es importante destacar que las griferías hoy en día incorporan columnas de ducha en diferentes formas y acabados con la ventaja de que los difusores de ducha tienen grandes diámetros,(20cm) los cuales permiten una mayor difusión del agua que a su permite una mayor comodidad a la hora de realizar tareas de higiene personal.

 

Existe una amplia oferta en el mercado de columnas de ducha tanto con sistemas de grifería monomando o termostáticas que permiten satisfacer todas las necesidades del usuario. Estas columnas se componen de un rociador que puede ser circular o cuadrado con sistema anti calcáreo.

 

Además, contienen una ducha manual con varias funciones que a su vez se sustenta sobre la propia columna termostática mediante un soporte regulable. En algunos modelos la barra de ducha termostática puede ser extensible en función de la altura del usuario.

 

En el mercado se puede encontrar lo ultimo en tendencias para tu baño, destacando columnas y griferías en diferentes colores y acabados. Resaltando que actualmente son tendencia en el mercado los acabados en colores negros, dorados, cromados y blancos.

 

En SecuriBath podemos asesorarte sobre tu obra para encontrar la mejor propuesta con los mejores productos del mercado. Puedes ponerte en contacto con nosotros y visitar si estás en Madrid nuestra tienda de la c/Hermosilla 54