Grifería

Altura del grifo de tu baño ¿como es de importante?

¿Alguna vez ha tenido problemas para aclararse el champú del pelo al ducharse? Si es así, podría deberse a que el grifo de la ducha está demasiado bajo. Lo crea o no, la altura de tu grifo de ducha puede tener un gran impacto en su experiencia de baño.

A veces, cuando actualizamos o remodelamos nuestros cuartos de baño, a menudo nos centramos en los aspectos estéticos y nos olvidamos de tener en cuenta algunos elementos esenciales, como la altura del grifo de la ducha. Es cierto que este detalle puede no estar entre sus prioridades, pero en realidad son muchas las ventajas de montar el grifo en el lugar adecuado.

En este post, aprenderá más acerca de por qué es importante prestar atención a dónde colocar la grifería de la ducha y cómo afecta no sólo a la forma en que se baña, sino también al diseño de su cuarto de baño.

Por qué es importante tener en cuenta la altura de la grifería de ducha

Cuando tome la decisión de sustituir su bañera por un plato de ducha, la altura del grifo de ducha es algo que no debe pasar por alto. Instalar el grifo a la altura adecuada es esencial para un uso cómodo, y puede marcar la diferencia al final de un largo día.

La altura correcta del grifo de la ducha dependerá de sus necesidades y preferencias. Por lo general, se recomienda colocarlo a una altura que le permita alcanzarlo cómodamente mientras está de pie o sentado en la ducha. La colocación de un grifo en un lavabo es más baja que en una ducha, por lo que puede optar por un modelo ajustable si no está seguro de qué es lo mejor para usted.

Tanto si es la primera vez que instala una grifería de ducha como si está sustituyendo un modelo anticuado, asegurarse de que la grifería de ducha está a la altura ideal para su comodidad y conveniencia es clave para crear una experiencia de baño agradable.

Cómo calcular la altura correcta del grifo de ducha

A la hora de calcular la altura correcta de un grifo de ducha, no existe una respuesta única: todo depende del tipo de cuerpo y de la estatura. En general, el grifo de ducha debe colocarse a unos 85-90 cm por encima del plato de ducha.

Para la mayoría de los adultos, esto debería proporcionar suficiente flexibilidad y comodidad al utilizar la ducha. Si usted es alto, quizá le convenga elevar un poco más la altura del grifo para adaptarse a su estatura.

Por el contrario, si es más bajo o tiene niños pequeños en casa, quizá sea mejor bajar un poco la altura del grifo. De este modo, será más fácil de usar para todos y supondrá menos esfuerzo para su cuerpo al ajustarlo a diferentes alturas.

Independientemente de lo que decida, es importante tener en cuenta que tener un grifo de ducha a una altura incómoda puede causar tensión e incomodidad innecesarias a cualquier persona que lo utilice, así que asegúrese de medir cuidadosamente antes de decidir la ubicación.

Averiguar la altura correcta de su grifo de ducha es un paso importante a la hora de reformar su cuarto de baño. Necesita crear un espacio cómodo y ergonómico, y la altura del grifo es un elemento clave.

Aunque puede resultar tentador decantarse por una opción puramente estética, debe tener en cuenta que la colocación correcta del grifo depende de varios factores, entre ellos:

 -El tamaño del cuarto de baño

 -El tamaño del plato de ducha o bañera

 -Si va a utilizar un grifo doble o simple

 -Si tiene previsto instalar una alcachofa de ducha que se desplace sobre un sistema de raíles

 

En caso de duda, siempre es mejor consultar a un asesor profesional. Ellos pueden evaluar sus necesidades y ayudarle a conseguir la configuración ergonómica que mejor se adapte a usted. Con el asesoramiento adecuado, podrá asegurarse de que su nueva ducha sea segura y cómoda, independientemente de la altura que elija.

Estos son algunos ejemplos de obras realizadas por SecuriBath, con diferentes alturas y terminaciones.

En este primer ejemplo vemos que se lleva a cabo el cambio de bañera por ducha con subida de tomas a 100 cm. Se elimina el azulejo hasta la segunda junta sobre bañera para subir la altura del grifo de ducha. El cliente eligió un revestimiento de contraste en tonos grises.

 

El segundo caso que puede ser más particular porque el cliente tenía azulejo del mismo modelo que el existente por lo que no hubo que cambiar a un nuevo alicatado. Se realizó un cambio de bañera por ducha con subida de tomas para una altura del grifo de ducha de 115cm.

Por último, en este tercer caso también se hizo un cambio de bañera por ducha con nuevo revestimiento de pared hasta techo. El elegido fue un revestimiento cerámico tipo gresite en tonos cremas. La altura del grifo de ducha se elevó hasta los 120cm.

 

Como se ve en estos ejemplos, sea como sea la obra que se quiere realizar, es importante que la altura del grifo de ducha, sea adecuada para un buen uso diario de la ducha, dependiendo del usuario en cada situación.

 

Razones para elevar el grifo de la ducha

Cuando se da el paso y se pasa de una bañera a una ducha, se puede caer en la tentación de colocar el grifo a la misma altura que en la bañera. Pero ¿sabía que esto pone en peligro su salud? He aquí algunas razones por las que elevar el grifo de la ducha tras cambiar su bañera por un plato de ducha.

Accesibilidad más fácil

Elevar el grifo de la ducha puede hacer que sea mucho más fácil bañarse cómodamente, especialmente para aquellas personas con problemas de movilidad o equilibrio. Al tener menos alcance, es más có

modo y seguro ducharse sin tener que preocuparse por estirar demasiado el brazo o caerse.

Mantenimiento más fácil

Cuando el agua se acumula alrededor de los accesorios más bajos o demasiado cerca del suelo, puede crear humedad en la habitación. Esto puede provocar la formación de moho, que no solamente es desagradable, sino también peligroso para la salud. Las luminarias elevadas ayudan a reducir la acumulación de humedad y facilitan la limpieza.

Comodidad ergonómica

Elevar la altura del grifo hace que ducharse sea más cómodo, ya que normalmente no tendrá que agacharse o estirarse tanto. De este modo, es más fácil lavarse o afeitarse las piernas sin tener que agacharse en posturas incómodas, con el consiguiente ahorro de tiempo y energía.

¿Qué tipo de instalación se necesita para una nueva llave de ducha?

A la hora de instalar un grifo de ducha, deberá tener en cuenta el tipo de instalación que necesita. Si va a sustituir un grifo existente, deberá asegurarse de que tanto el tipo como el tamaño del grifo coinciden con el que ya está instalado; de lo contrario, no encajará.

Si va a instalar una nueva grifería de ducha, existen tres tipos de instalación: empotrada, de superficie y de pared. Cada instalación tiene su propio coste asociado de materiales y mano de obra.

Otro paso crucial para tener en cuenta si quiere sustituir la bañera por una ducha es la instalación de un grifo empotrado en la pared. Un grifo empotrado en la pared puede montarse en la pared de la ducha, lo que ayuda a situar el grifo a la altura óptima y facilita su uso.

Es importante asegurarse de que la grifería empotrada en la pared se instala correctamente por varias razones:

  • Su altura debe proporcionar comodidad y conveniencia a usuarios de todas las edades para que todos puedan disfrutar de su experiencia en la ducha.
  • Debe colocarse a un nivel seguro, para que los niños no se quemen accidentalmente al abrir o cerrar el grifo.
  • Además, su diseño debe ayudar a reducir las salpicaduras del cabezal de ducha y el desagüe, lo que reduce el desperdicio de agua.

A la hora de instalar un grifo empotrado en la pared, lo mejor es contar con la ayuda de un profesional cualificado para garantizar su correcta colocación y funcionamiento. También podrá recomendarle distintas opciones que se ajusten a sus necesidades y preferencias específicas, así como tener en cuenta cualquier otra reforma que tenga en mente para su cuarto de baño.

En el caso de la instalación en superficie, la vá

lvula se coloca encima o a ras de la superficie del material de la pared acabada; es más fácil que la instalación empotrada, pero sigue siendo necesario hacer algunos cortes/perforaciones en las paredes/losas por motivos de peso.

Por último, las instalaciones montadas en la pared son las más sencillas. Ya que no requieren cortes ni taladros, sólo una colocación cuidadosa de los tornillos de montaje en los montantes o el mortero detrás de las paredes de yeso o azulejos. Si la pared de su ducha no tiene acceso a montantes o mortero para la colocación de tornillos, puede que esta no sea una opción para usted.

Independientemente del tipo de instalación que elija, asegúrese de que su fontanero sepa exactamente dónde desea colocar la grifería de la ducha para que pueda determinar qué tipo de instalación es necesaria y darle la tranquilidad de que su ducha está bien instalada y configurada correctamente.

Columnas de ducha y sus ventajas

Cuando decida reformar su cuarto de baño, quizá desee considerar las ventajas de una columna de ducha. Además de ser elegantes, las columnas de ducha pueden aportar diversas ventajas prácticas.

Ahorro de espacio

Una gran ventaja de las columnas de ducha es su capacidad para ahorrar espacio en el cuarto de baño. En un modelo básico, la columna incluye el cabezal de ducha, los reguladores de temperatura y presión, los chorros corporales y otras funciones ergonómicas, todo en una sola pieza. En lugar de tener varios elementos voluminosos abarrotando su ducha, puede tenerlos todos contenidos dentro de una elegante columna para un aspecto más limpio.

Comodidad y relajación

Con sus características de altura ajustable, el tipo adecuado de columna de ducha se puede ajustar exactamente a la altura correcta para que pueda estar cómodamente en la ducha y disfrutar de sus diversas funciones. Por ejemplo, si opta por un modelo de chorro corporal que dispara agua en diferentes ángulos y temperaturas a lo largo de la espalda. Puede ajustar la columna hacia arriba o hacia abajo según lo necesite para disfrutar de la máxima comodidad y relajación.

Ahorro de costes

Sin necesidad de kits separados para funciones adicionales como chorros corporales o duchas de lluvia, es posible ahorrar costes generales con una columna de ducha. Y aunque no son productos baratos, añadir valor a su hogar mediante el estilo y la comodidad hará que merezcan la pena a largo plazo.

Cómo elegir la columna de ducha adecuada

A la hora de elegir la columna de ducha adecuada, hay que tener en cuenta varias cosas. La altura es uno de los factores principales, ya que la alcachofa de la ducha debe estar a una altura cómoda, teniendo en cuenta los altos o bajos que sean usted y cualquier otra persona que vaya a utilizar la ducha.

A la hora de la verdad, lo ideal es que la alcachofa de la ducha esté al menos a dos metros por encima de la base de la ducha. De este modo, siempre tendrá espacio de sobra para lavarse. Incluso puede llegar más alto si es necesario, en función de su estatura y sus preferencias.

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de alcachofa de ducha que desea. Por ejemplo, ¿desea una ducha de mano que llegue fácilmente a todas las partes del cuerpo? ¿O prefiere una fija con múltiples ajustes, como lluvia y masaje?

También es importante pensar en el tipo de material de la columna de ducha. El acero inoxidable es una opción popular debido a su durabilidad y aspecto elegante que combina con prácticamente cualquier diseño de cuarto de baño. Además, no tiene que preocuparse por el óxido, ya que el acero inoxidable es resistente a la corrosión.

El elemento final para elegir una columna de ducha son las opciones de instalación: ¿qué tipo de sistema de fontanería tiene instalado su cuarto de baño? Asegúrese de que la instalación del nuevo sistema coincide con la instalación existente para que todo funcione correctamente y evitar sorpresas desagradables.

Si tiene en cuenta estos factores, se asegurará de elegir una columna de ducha duradera y estéticamente agradable que satisfaga todas sus necesidades, ¡y haga que las duchas sean aún más agradables!

 

Cómo seleccionar el grifo de ducha adecuado para su cuarto de baño

A la hora de elegir el grifo de ducha adecuado para su cuarto de baño, debe tener en cuenta varios factores. La altura del grifo es un factor importante por dos razones: seguridad y comodidad. Si el grifo de la ducha está demasiado bajo, puede que le resulte difícil acceder a él con seguridad y comodidad.

Asegúrese de elegir el tipo de grifo que mejor se adapte a sus necesidades. Hay varios tipos disponibles, incluidos los modelos monomando y bimando. Los modelos monomando son ideales para quienes no disponen de mucho espacio en el cuarto de baño, ya que ofrecen una mayor flexibilidad en cuanto a opciones de instalación. Los modelos bimando son más adecuados para quienes desean un mayor control sobre el caudal de agua y los ajustes de temperatura.

Hoy en día existen muchos estilos diferentes en el mercado, desde los más tradicionales y clásicos hasta los más modernos y contemporáneos. Tómese su tiempo para buscar la opción que más le guste.

Cómo seleccionar el grifo de bañera adecuado para su cuarto de baño

 

Si queremos colocar el grifo en la propia bañera debemos tener en cuenta que esté dispuesto de forma que no moleste la entrada ni salida de la persona que vaya a utilizarla. Teniendo en cuenta esto, la forma más común de disponer el grifo es en los extremos de la bañera, aunque otra forma alternativa que resulta funcional es colocar el grifo en el lateral de esta.

 

Tu grifería puede ir de la misma forma anclada a la pared dando así más libertad al posicionamiento de este, dependiendo de donde se situé la pared contigua a la bañera.  Recomendamos dejar un pequeño espacio entre la máxima altura de la bañera y la toma del grifo.

La última forma de instalación en la bañera y menos común es en el suelo ya que tenemos que trasladar el suministro de agua y el desagüe al medio del baño.

 

Tanto para la instalación del grifo en pared, como en el suelo y dependiendo del caso se suelen utilizar racores excéntricos, que giran para facilitar la colocación del grifo.

 

En conclusión, la altura de la grifería es un elemento crítico para tener en cuenta cuando se trata de renovar el cuarto de baño. Teniendo en cuenta la altura de los usuarios y la finalidad de la zona de baño. Es importante elegir el mejor tipo de grifo para el espacio, ya sea de pared, entrante, incrustado, de suelo o una columna de ducha. Los grifos más altos son imprescindibles para las cabinas de ducha, ya que permiten una mayor cobertura y accesibilidad. En definitiva, un diseño ergonómico y bien pensado dará como resultado un cuarto de baño cómodo y funcional. Si te ha parecido interesante este post, mira también este pinchando aquí donde hablamos de la altura de los alicatados para tu ducha.

En SecuriBath podemos asesorarte sobre tu obra para encontrar la mejor propuesta con los mejores productos del mercado. Puedes ponerte en contacto con nosotros y visitanos si estás en Madrid nuestra tienda de la c/ Alcalá 85, 28009 Madrid

malcom

Share
Published by
malcom

Recent Posts

Un futuro sostenible para Madrid: cómo el Plan de Rehabilitación Madrid

Un futuro sostenible para Madrid: cómo el Plan de Rehabilitación 2023 fomenta la eficiencia energética…

ago 4 semanas

¿Sabías que? una de las mejores ideas surgió durante un baño

 ¿Sabías que? una de las mejores ideas surgió durante un baño     ¿Has escuchado…

ago 1 mes

¿Qué es la tecnologia HybriQ+ de Cosentino? ejemplo de sostenibilidad y eficiencia energética

¿Qué es la tecnologia HybriQ+ de Cosentino? ejemplo de sostenibilidad y eficiencia energética ¿Quieres conocer…

ago 3 meses

Reforma tu baño con los nuevos platos de ducha de Barbie de Securibath

Reforma tu baño con los platos de ducha de Securibath en los colores de Barbie…

ago 4 meses

Duchas en diferentes culturas y paises

Diferentes culturas, diferentes hábitos de higiene: estudio internacional sobre duchas Usted probablemente se ha preguntado…

ago 4 meses

¡Baño o cocina con la máxima calidad! Descubre Sensa!

Estás buscando los materiales de máxima calidad para reformar tu baño o cocina y quieres…

ago 5 meses