Mi ducha nueva: un paso adelante

Dice mi nieta que ese es el nombre de una serie de televisión en la que se bailaba. A mí también me entran ganas de bailar cuando llega la hora de irme a la ducha.

¡Mi nueva ducha es gigante!

wordpress.com
Mi cuñada, que es una envidiosa, no se lo creía: «¿pero cómo vas a hacer una ducha en esa miniatura de cuarto de baño que tienes?» Mi baño es muy pequeño, sí.

Color y diseño en tu cuarto de baño

Los tiempos en que los baños eran blancos han pasado a la historia… manteniéndose éste como el color rey en la decoración del baño, no es menos cierto que el color se va introduciendo cada vez más como una o

Ducha nueva para la parejita

blogspot.com
Dicen que «a la vejez, viruelas». Lo que viene a querer decir que llega una edad en la que a uno le da igual todo, se desprende de prejuicios absurdos y empieza a vivir con más libertad.

Domovari

Para empezar el lunes nada mejor que una magnífica selección de baños, bañeras y platos de ducha, a cargo de la firma Domovari.

Dignidad en la ducha

Con la edad, se pierde el pelo. Luego los dientes, y otras pequeñas cosas: la tersura de la piel, el pulso firme, la agilidad, el equilibrio. Y si uno no se esfuerza en mantenerse autónomo y capaz, la dignidad.

A mis años, al baño voy yo solo

Faltaría más. Con 82 años, puede que mis piernas ya no me respondan como antes, pero la dignidad la sigo teniendo intacta. No se me malinterprete; la familia sólo pretende ayudar, porque me quieren.