Ecología baño

Ahorrar agua en la ducha

filtro_sensor_showerstart1.jpg

En la mayoría de los hogares, en el ritual que supone ducharse hay un tiempo al principio que utilizamos para hacer otra cosa mientras esperamos el agua caliente. Cuando volvemos a la ducha ya suele estar lista, pero… ¿cuánta agua caliente se ha ido por el desagüe?

Un minuto de este agua caliente que tiramos en cada ducha implica un coste adicional de dinero en nuestras facturas de luz y agua, entre 50-60 € (familia de tres personas), pudiendo llegar a ser más de 10 mil litros de agua tirados al año!

ShowerStart es un filtro para la ducha que evita parte de este problema, ya que lleva un sensor que hace interrumpir el flujo de agua (dejando sólo un goteo) cuando ésta ha llegado a los 35ºC (95ºF), evitando así que el agua caliente se pierda por el desagüe. Con esta tecnología tendremos un ahorro de energía y agua cada vez que nos duchemos, sin hacer sacrificios o cambios en nuestra conducta. La secuencia siguiente explica el proceso:

Abrimos el grifo del agua caliente de la ducha.

El sensor de ShowerStart corta el caudal cuando detecta que la temperatura del agua es de 35º C
Para ducharnos, sólo tenemos que abrir la válvula del filtro .
ShowerStart es compatible con la mayoría de las duchas, se instala sin dificultad, está hecha de latón y viene protegida contra depósitos de cal. Su precio es económico ya que se amortiza en 4 meses.

La pregunta que muchos se harán: ¿qué pasa con el agua fría previa a la caliente? Es evidente que si no la recogemos para su posterior uso, va a sumar un volumen desperdiciado aún mayor. Como ya he dicho más arriba, este sensor-filtro ayuda a ahorrar, pero por sí sólo no es determinante en todo el ahorro que se podría conseguir con el simple hecho de ducharnos.