Diseño en el baño

Porcelanosa logra mantener el tipo

323747055_017aebe85c.jpg

El presidente del Grupo Porcelanosa, Manuel Colonques, asegura que la industria cerámica castellonense está viviendo unos momentos “delicados” por la crisis que atraviesan los mercados internacionales, pero puntualiza que, pese a todo, “la situación está controlada y el futuro de la empresa está garantizado”.
De hecho, afirma que con el paro de producción previsto para las próximas fiestas de Navidad y otro que se producirá, con toda seguridad, en agosto, “no tendremos necesidad de programar nuevos paros”.
Colonques realizó estas declaraciones en la reunión que celebró ayer la Asociación Cultural y Gastronómica Les Paelles de Penyeta que lideran Armando Alegre y Clemente Agost, y en la que también participaron otros empresarios castellonenses, como el presidente de Carmalasa, Taquio Alemany.
Durante su intervención, Manuel Colonques reconoció que la caída de las ventas del grupo empresarial habrán caído al término de 2008 en torno a un 40%, un importante volumen de negocio que se ha derivado en una reducción del volumen de pavimentos y revestimientos cerámicos que se encargaban a terceras fábricas para ser distribuidas mediante la marca Ceramco “y que ahora fabricamos nosotros en un intento de mantener la plantilla, uno de nuestros principales objetivos”.
En este sentido, Colonques asegura que se ha logrado frenar al máximo la destrucción empleo y que, en lo que va de año, la perdida de puestos de trabajo no llega al 4% de los más de 3.000 empleados que la empresa tiene en sus instalaciones centrales de Vila-real.
En este sentido, Colonques afirma que se mantendrán las inversiones y que, para 2009, van a estar centradas, de manera especial, en mejorar su red logística tanto en el mercado doméstico como en el de Estados Unidos.