Diseño en el baño

Starck tiene razón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

871032286_84f1d70192.jpg

Hace varias semanas, el reconocido Phillipe Starck, autor de clásicos del diseño posmoderno como el exprimidor araña Juicy Salif anunciaba su retirada definitiva. No sólo eso: el icono de los 80 y 90 anunciaba la decadencia del diseño como ámbito creativo y renegaba de buena parte de su trayectoria. ( “He sido un productor de materialidad y me averguenzo de este hecho; todo lo que diseñé es innecesario”).

En cierto sentido, Starck tiene razón: la tradición que él representa basada en producir objetos-fetiche a precios prohibitivos es cada día menos relevante. Pero toda una nueva generación de jóvenes creadores visionarios, en estrecho contacto con los desarrollos más recientes de la ciencia y con el compromiso social y ecológico, están convirtiendo el diseño en uno de los espacios creativos imprescindibles de este momento.

Mente elástica, pensamiento fluído

La exposición Design and The Elastic Mind, celebrada en el MOMA de Nueva York durante los últimos tres meses, es una manera idónea de entender qué significa hoy esta disciplina. Su comisaria, Paula Antonelli, se pregunta qué tiene que decir el diseño en estos “tiempos elásticos” en qué las revoluciones tecnológicas y sociales se suceden tan rápidamente que la mente tiene que hacer un esfuerzo constante de adaptación.

La respuesta está en el trabajo de creadores interdisciplinares, tan cercanos a las artes como a la genética, la nanotecnología, o la informática, que más que productos, diseñan conceptos y propuestas radicales para nuevas formas de vida. Todas tienen en común un fuerte optimismo -es posible transformar nuestro mundo profundamente- y un gran sentido de la urgencia: estamos inmersos en tantas crisis, que necesitamos transformarlo ya.

El proyecto más célebre de la exposición es quizás uno de los que mejor representan estos valores: el programa “Un Portátil por Niño”. Barato y tecnológicamente innovador, está diseñado para ser mucho más que un producto de consumo, sino un agente de trasformación profunda en los paises en desarrollo.