Diseño en el baño, Ecología baño

“Kaldewei apuesta por toques de diseño verde”

kaldewei-bath-tub-ellipso-duo-oval.jpgKaldewei, fabricante de productos para baños de diseño de alta calidad, es la primera empresa alemana y europea del sector sanitario certificada según la norma ISO 14025 de la declaración medioambiental IBU. Todas las bañeras y los platos de ducha de acero esmaltado de 3,5 milímetros de Kaldewei están fabricados al 100 por cien de materias primas naturales.El n° 1 de Europa en bañeras es el primer fabricante de baños en obtener la certificación ISO 14025 según la declaración medioambiental IBU / El sello de calidad Deutsche Gütesiegel Nachhaltiges Bauen refleja un cambio de paradigmas en los sectores inmobiliario y de la construcción de Alemania.kaldewei-setzt-green-design-akzente.jpgCon la presentación del sello Deutsches Gütesiegel Nachhaltiges Bauen (sello alemán de calidad de la construcción sostenible) en junio de 2008 por el Ministerio Federal de Tráfico, Construcción y Desarrollo Urbano (BMVBS) y la asociación Deutsche Gesellschaft für nachhaltiges Bauen e. V., así como con la presentación de las primeras certificaciones piloto con motivo de la feria BAU 2009, se ha redefinido el tema de la sostenibilidad, que integra aspectos ecológicos, económicos y socioculturales, tanto en el ámbito de toda la economía inmobiliaria y de la construcción como en lo referente a la consciencia del público.A diferencia de las identificaciones poco precisas de edificios habituales hasta el momento, como por ejemplo “viviendas de bajo consumo energético” o “sin emisiones de CO2”, el certificado DGNB permite realizar balances integrales de proyectos de construcción en cuanto a su sostenibilidad. Para ello, además del consumo energético generado por el uso del edificio, también se tienen en cuenta, en su conjunto y durante todo el ciclo de vida del inmueble, el consumo de recursos y de energía derivados de la fabricación de los materiales de construcción, así como su vida útil, las influencias medioambientales y de contaminación, los gastos de conservación, la posibilidad de demolición y los procesos de reciclado. Para poder realizar una evaluación integral de este tipo de la sostenibilidad de proyectos de construcción, es necesario que los productos de construcción utilizados hayan sido certificados según la declaración medioambiental ISO 14025 de IBU (Institut Bauen und Umwelt e.V.).