Ecología baño

Ducha gasificada, ahorrar agua con… ¡aire!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
csiro.au
csiro.au

No es nada nuevo, pero sigue siendo simplemente genial. ¿Qué es lo que más disfrutamos bajo la ducha? Ese chorro de agua a presión sobre nuestros músculos… Pero para conseguir presión se necesita gastar ingentes cantidades de agua. Las duchas gasificadas o “Air shower” ofrecen la soolución: añadir aire.

Se trata de un dispositivo que se adhiere a la alcachofa de la ducha, y que mezcla el caudal de agua con burbujas de aire. Esta tontería reduce el consumo de agua hasta un 30%, ya que las partículas de aire hacen que la sensación de presión permanezca.

Ya sabes; si quieres ahorrar agua y dinero, cambia tu bañera por un plato de ducha e instala una ducha gasificada.