Diseño en el baño

Un baño minimalista

mueble-minimalista

Como todos sabemos el minimalismo es tendencia en decoración, no solo por la sencillez de sus líneas sino también por su funcionalidad. Espacios vacíos de cualquier ornamentación innecesaria, libertad de movimiento y mucha luz, son las señas de identidad de este estilo decorativo.

El baño es una de las estancias con más posibilidades para la decoración minimalista. Si además lo decoramos con toques masculinos la estancia derrochará sofisticación y elegancia. El color negro brillante en sanitarios o revestimientos convierte nuestro cuarto de baño en una habitación elegante y glamurosa. La iluminación no es solo funcional, sino que pertenece a la decoración Las barras de luz empotradas en el techo o en alguna columna aportan luz muy sugerente, moderna y con mucho estilo.

El minimalismo sigue líneas modernas. Las griferías fabricadas con tecnología innovadora, suelen ser cromadas y capaces de recordar la temperatura de cada uno de los usuarios.

En cuanto al color, 2 tonos es lo mejor aunque se admiten 3: blanco/negro y un color fuerte: lila, rojo o verde pistacho es tendencia.

Los sanitarios los elegimos suspendidos ayudando a liberar espacio. Su diseño es sencillo y austero con materiales como el cristal, acero o metacrilato. La ducha o columna de hidromasaje se convierte en la protagonista de la estancia: grifos con diferentes tipos de chorros o salidas de agua para el relax y confort personal.

Evita cajones, estantes… que recargue el ambiente. El estilo minimalista huye de espacios recargados. El almacenaje lo soluciona con algún armario muy futurista y sacando a otra estancia como despensa las cosas que no sean de uso diario. La estética minimalista reclama orden, organización y mucha luz.