Decoracion baño

¿Cómo elegir los revestimientos para el baño?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

collage-ceramicas1

La diferencia entre un baño moderno, sofisticado, clásico o elegante nos la da la elección de los revestimientos.

Las tendencias nos llevan por materiales naturales o de aspecto natural. La piedra, el granito o la madera bien elegida pondrán el toque de galmour o sofisticación a la estancia.

Es importante que los revestimientos elegidos sean de fácil limpieza y mantenimiento y sobre todo resistentes a la humedad. Las opciones son muchas dependiendo de nuestro bolsillo y de las necesidades que tengamos. La combinación azulejos/pintura está siendo muy acertada, sobre todo por su diseño y estética y por el abaratamiento de los costes. Los vinilos son cada vez más utilizados.

Dependiendo de tu baño, elegirás un azulejo u otro, tamaño, forma y uso decidirán cuál es el más apropiado.

Los revestimientos cerámicos son muy resistentes, no absorben olores y tiene fácil mantenimiento. Hay multitud de tamaños, así como la forma de colocarlos o combinarlos. En horizontal, vertical, rectos, cruzados, con cenefas… Puedes elegir un revestimiento diferente para las distintas paredes manteniendo la tonalidad en todas.

gresite-frambuesa

Si tienes un baño grande, puedes elegir piezas de gran tamaño, pudiendo hacer contrastes jugando con el color. Una de las paredes con pintura lavable rompe la monotonía del espacio. No las elijas nunca en zonas de agua. Los tonos chocolates dan una apariencia seria y masculina. Los frambuesas y verdes pistachos dan un aire más femenino.

Si tu baño escasea en metros, las baldosas tipo gresite son la mejor opción, además de ampliar visualmente el espacio, dan más luminosidad a la estancia.

Las tendencias nos enseñan el cristal, los cantos rodados,  la pintura o el microcemento:

  • El microcemento: es ideal para ambientes minimalistas. Muy resistente a la humedad, a los golpes y a la suciedad. Al no llevar juntas, aumenta la sensación de continuidad y es válido tanto para paredes como para suelos. Su instalación es muy fácil.
  • Pintura: estéticamente es muy decorativa. Solo útil para zonas que no tengan agua. Los tonos son infinitos y los acabados brillantes, mates, estucados, al aceite…
  • Cantos rodados: es un elemento muy natural. Lo puedes encontrar en un solo color o en varios, aportando además originalidad a la estancia. Su mantenimiento es como cualquier cerámico.
  • Cristal: la mejor ventaja es la luminosidad. El inconveniente, es un material muy resbaladizo por lo que no es óptimo para el suelo. Tiene que tener un grosor de 6 mm por seguridad.