Reforma cocina, Reformas Baño, Reformas de hogar

Revalorización de la vivienda tras una reforma

En los últimos años, después de superar los años de crisis inmobiliaria, el repunte de compraventa de pisos es notable, siendo la vivienda de segunda mano la gran demandada, por encima de los pisos de nueva construcción. La construcción masiva de viviendas que tuvo lugar durante la burbuja inmobiliaria hace que en estos momentos haya stock de viviendas sin vender, siendo así que la compraventa de viviendas se centra mayoritariamente en las viviendas de segunda mano, lo que hace que el gasto de las familias en reformas aumente progresivamente y conlleve una revalorización de la vivienda.

Sabido es por todos que a la hora de comprar una vivienda, el precio es una de las principales causas que nos va a hacer decidir por una vivienda u otra. Los precios más bajos los vamos a encontrar en viviendas para reformar. Tras una reforma integral de nuestra vivienda, el incremento en su valor podemos estimarlo en torno al 20%. Esta es la razón por la que gran número de compradores optan por vivienda de segunda mano para reformar, porque aumentará el valor para una futura venta y, muy importante, el poder hacer la reforma a gusto de cada uno.

Una vivienda de segunda mano, antes o después, pasará por alguna reforma de mejora, ya sea integral o parcial. En el caso de vivienda para uso privado, las reformas son para ganar en habitabilidad, seguridad y comodidad en nuestro día a día. Otra situación es el caso de inversores, cuya compra de vivienda va a ser destinada a una venta más o menos próxima. En ambos casos, ya sea para disfrute personal o como inversión, la reforma de una vivienda siempre va a ser un factor positivo a tener en cuenta.

Las reformas parciales también van en aumento, puesto que, la población va envejeciendo siendo la esperanza de vida cada vez mayor y con un claro freno en la natalidad. Por este motivo las viviendas hay que ir adaptándolas a las personas, para ganar en autonomía, accesibilidad y seguridad.

Debemos pensar que una reforma es una inversión, ya sea a medio o largo plazo, y no considerar sólo el gasto que nos va a suponer. Para esto, existen empresas de reforma como SecuriBath, que con sus distintos departamentos, pueden realizar reformas integrales de viviendas hasta sólo un cambio de bañera por ducha para ganar en seguridad y autonomía.

Si quieren reformar su vivienda, no duden en ponerse en contacto con SecuriBath y les asesoraremos en todo lo que necesiten con toda la profesionalidad y garantía que tras muchos años nos avalan.