Consejos, Mamparas de baño, Reformas Baño

MAMPARAS FRONTALES CERRADAS

Las mamparas de ducha son un elemento indispensable para nuestros platos de ducha. Podríamos decir que no se entiende la instalación de un plato de ducha sin una mampara, puesto que necesitamos que haya un elemento que retenga el agua dentro del plato de ducha sin mojar todo el suelo del baño.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en las mamparas de ducha frontales, para platos de ducha donde la entrada es frontal y cerradas porque queremos cubrir por completo, de lado a lado, para que no haya posibilidad de salpicar agua fuera de la ducha.

SISTEMA DE APERTURA

Existen mamparas frontales correderas, abatibles y plegables.

▪   CORREDERAS. Son las mamparas para instalar cuando tenemos platos de ducha amplios, para que nos permitan un buen paso a la ducha. Pueden ser de 2, 3 y 4 hojas, y la elección dependerá del espacio y distribución del cuarto de baño. Por ejemplo, duchas frontales entre 100 y 120cm recomendamos mampara de 3 hojas para ganar zona libre de paso. Frontales superiores a 120cm una buena opción son las mamparas de 2 hojas. Y duchas en las que el paso tiene que ser por la zona central, las mamparas de 4 hojas son las adecuadas.

▪   ABATIBLES. Este tipo de mamparas deja una gran apertura en frentes de ducha pequeños. Por seguridad todas las mamparas abatibles deben tener apertura hacia el exterior, por lo que deberemos tener espacio libre delante de nuestra ducha para poder abrir la hoja de la mampara. En duchas amplias, se combinan con hojas fijas para llegar a las medidas necesarias.

▪   PLEGABLES. Son mamparas que se suelen instalar en duchas frontales de pequeño tamaño, por debajo de los 100cm, con 2 hojas plegables para ganar el máximo espacio de acceso, y cuando no se puede (o no se quiere) instalar una mampara abatible. Existen posibilidades de combinar con hojas fijas incluso 4 hojas plegando hacia ambos lados siendo estas las mamparas con mayor paso libre de todas.

PERFILERÍA

Si buscamos una mampara que no tenga nada de perfilería ni carriles, deberemos optar por mamparas abatibles o plegables, que existen modelos en los que todo es vidrio con unas bisagras para su apertura.

Si la opción que necesitamos es corredera, sabemos que algo de perfilería va a tener. Las mamparas correderas más clásicas llevan perfilería en todo el perímetro, arriba, abajo, incluso vertical entre las distintas hojas que forman la mampara. Sin embargo, existen mamparas con mínima perfilería inferior y gomas de estanqueidad entre hojas, haciendo mucho más atractiva a nuestra mampara.

Cuando buscamos mejorar la accesibilidad, la opción a elegir será mampara con mínima perfilería inferior para facilitar el acceso al plato de ducha.

ESTÉTICA

Cada persona tiene sus gustos que pueden ir o no siguiendo las modas que los fabricantes plantean cada año en sus catálogos. Pero creo que la mayoría podemos coincidir en que una mampara con mínimo perfil y vidrio de seguridad es lo que nos gustaría tener en nuestro baño.

Las hojas de las mamparas se pueden fabricar en material acrílico, como tradicionalmente eran las mamparas hace años o en vidrio que es la tendencia actual, siempre de templado (por seguridad). El vidrio podemos elegirlo transparente, con dibujos o incluso vidrios ahumados o de colores.

La perfilería se puede elegir en el color que más nos guste dentro de las gamas que nos propone cada fabricante. El color blanco ha sido el tradicional, seguido del plata mate aunque a día de hoy parece que el cromo brillo gana la partida. Y si somos más atrevidos, por qué no instalar una mampara con perfilería en color negro, seremos la envidia de la comunidad.

Espero haberos aclarado un poco sobre las mamparas frontales, que como se puede observar, son muy variadas y dependen de la distribución del baño, espacios, gustos y colores.

En SecuriBath somos especialistas en mamparas, no dude en ponerse en contacto y uno de nuestros técnicos le podrá asesorar para que tenga en su plato de ducha la mampara que siempre ha soñado.