Mamparas de baño

Mamparas Corredizas (Correderas)

Entre todas las mamparas de ducha, las mamparas corredizas o correderas, son las más instaladas. Hablamos de mamparas que tienen varias hojas, alguna de las cuales llevan rodamientos por un carril superior, y a veces inferior, para su apertura y cierre. Podemos denominarlas tanto corredizas como correderas.

La verdad es que para los platos de ducha, son mamparas muy cómodas porque al correr sobre el borde del plato, no necesitamos abrir hacia el exterior, por lo que en baños pequeños es necesario. Además, al salir de la ducha, no gotean fuera del plato de ducha al ser correderas.

Por calidades, podemos encontrar mamparas con paneles acrílicos o mamparas de vidrio templado de seguridad. Está claro que a día de hoy, las mejores y más seguras son las mamparas correderas de vidrio de seguridad. Además hay multitud de diseños y personalizaciones para los vidrios.

Según la perfilería, existen mamparas correderas que tienen más o menos perfil. Cuanto menos perfil inferior tenga nuestra mampara corrediza, más accesible será la entrada a la ducha y más limpia será la mampara. El acabado del perfil, tiende a ser en cromado, aunque existen aún modelos en color blanco.

Según tengamos nuestro plato de ducha y la disposición del baño, así las mamparas corredizas o correderas pueden seleccionarse por distintos tipos de apertura.

MAMPARAS CORREDERAS DE 2 HOJAS 

Estas mamparas correderas tienen 2 hojas, pudiendo ser una hoja fija y una corredera, o incluso modelos que las dos hojas son correderas para apertura a derechas y a izquierdas.

Se pueden complementar con un lateral fijo si nuestro plato de ducha se encuentra entre dos paredes y tenemos que cerrar el lateral.

Si por el contrario queremos dejar el lateral abierto, existen mamparas frontales que llamamos “voladas” y no tienen cierre fijo lateral.

MAMPARAS CORREDERAS DE 3 HOJAS 

Las mamparas correderas de 3 hojas son otro modelo de mampara frontal. Se instalan en espacios pequeños que necesitamos un mayor paso libre a la ducha. Tenemos modelos de una hoja fija y dos correderas, y también modelos de tres hojas correderas para ambos lados.

Igual que las de dos hojas, se pueden complementar con laterales fijos para cierre en platos que se encuentran entre dos paredes.

Existen modelos que tienen las dos hojas laterales fijas y la que es corredera es solo la hoja central. Suelen ser siempre mamparas a medida.

MAMPARAS CORREDERAS DE 4 HOJAS 

Este modelo de mampara corrediza se instala en baños donde el paso a la ducha tiene que ser central. Muy usado en baños en los que delante de la ducha tenemos a un lado el inodoro y por ejemplo al otro lado el lavabo, debiendo pasar por el centro a la ducha.

Estos modelos siempre tienen las dos hojas centrales correderas hacia los lados y las hojas de los extremos fijas. También se pueden combinar con laterales fijos.

MAMPARAS CORREDERAS EN VÉRTICE 

Son especialmente diseñadas para platos de ducha pequeños que se encuentran en una esquina entre dos paredes, aunque también se pueden instalar en platos de ducha más grandes.

Se intenta conseguir tener una entrada lo más amplia posible para facilitar el acceso a la ducha.

Existen modelos de 4 hojas, siendo las dos centrales las que corren hacia los laterales, pero también existen hasta de seis hojas, siendo las cuatro centrales las que corren hacia los extremos.

Como ven son mucha y variadas las opciones para mamparas corredizas o correderas, que hemos visto en este resumen que espero les sirva para decidirse por la mejor opción.

 

En SecuriBath, somos profesionales del baño con muchos años de experiencia en el sector de las mamparas de ducha. No lo dude y póngase en contacto con nosotros y le asesoraremos de cuál es la mejor mampara para su ducha.