Noticias de Baño

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS INODOROS SUSPENDIDOS

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS INODOROS SUSPENDIDOS

Uno de los elementos fundamentales a la hora del diseño de nuestro baño es el inodoro, si damos un rápido vistazo a revistas de decoración nos damos cuenta de que el inodoro suspendido es la estrella del diseño, por eso a continuación os queremos hablar de las ventajas e inconvenientes de los inodoros suspendidos.

En principio parece que el inodoro suspendido esta ligado al diseño y a la exclusividad, pero los tiempos han cambiado y esta prácticamente al alcance de todos los bolsillos, si bien el inodoro en si mismo tiene un coste muy parecido al inodoro tradicional, la mano de obra, a la hora de la instalación del mismo es un poco más elevada en el caso del inodoro suspendido.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS INODOROS SUSPENDIDOS

VENTAJAS.

En lo referente a las ventajas de los inodoros suspendidos, la primera que habría que destacar es la ligereza visual que nos aporta, evitando convertirse en el centro de atención del baño y pasando a un segundo plano.
Por otro lado la limpieza del baño se vuelve más sencilla, más fácil, sin obstáculos que impidan una limpieza a fondo.
Otra ventaja es el ahorro de espacio, hay que pensar que la cisterna se encuentra empotrada en el tabique por lo tanto solo la taza ocupa menos espacio que un inodoro tradicional, pasamos de unos 60 cm mínimo que ocupa un inodoro tradicional a 52 cm que ocupa un inodoro suspendido con cisterna empotrada.

INCONVENIENTES.

Respecto a los inconvenientes, si bien la cisterna va empotrada en el tabique, no todos los tabiques son aptos para ello, necesitamos un espesor mínimo de 9 cm en el tabique para poder empotrar la cisterna, o si no tendremos que recurrir a una mocheta que recrezca el tabique para poder empotrarlas. Si bien conservamos ventajas de las que ya hemos hablado, respecto al ahorro de espacio ocuparía básicamente lo mismo que un inodoro tradicional, quizás un par de cm menos.
Otro inconveniente del que ya hemos hablado es el incremento en coste de la instalación, no es desproporcionado así que en casos en que se ahorre espacio y se gane en comodidad este ligero aumento estará más que justificado.
En el caso de tener en casa gente de avanzada edad, tampoco lo recomendaría, con el paso de los años, nos dejamos de apoyar en el inodoro de una manera controlada, y pasamos a prácticamente dejarnos caer en el, si el peso de la persona es elevado, puede no resultar seguro del todo y terminar venciendo, esto es algo que no suele suceder pero a tener en cuenta.

Y básicamente estas son las ventajas e inconvenientes de los inodoros suspendidos, como siempre la recomendación es dejarse asesorar por buenos profesionales que valores nos solo los aspectos estéticos de nuestra reforma si no los técnicos también.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS INODOROS SUSPENDIDOS