Noticias de Baño

COMO ELIMINAR LA CAL DE NUESTRA DUCHA.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

COMO ELIMINAR LA CAL DE NUESTRA DUCHA.

Hay varias posibilidades de como eliminar la cal de nuestra ducha, unas más ecológicas y otras menos.

Lo primero que vamos a aclarar es:

¿Qué es la cal?

La cal es una sustancia lechosa que se adhiere con mayor facilidad a las griferías y mamparas. Es cierto que el problema de la cal no lo tenemos en todas las comunidades autónomas, depende de la dureza del agua, es decir, esta agua tiene una mayor concentración de calcio y magnesio.

Primero debemos ser conscientes que eliminar la cal de nuestra ducha será más fácil si no dejamos que pase demasiado tiempo, si no será más difícil de eliminar. Por lo tanto esta es una tarea que recomendamos realicéis cada pocos meses, para que la tarea sea más fácil.

Cal
Grifería de lavabo con cal

Para poder eliminar la cal de nuestra ducha y grifería, se suelen utilizar ácidos que hacen que la cal se disuelva o se reblandezca para poder retirarla fácilmente. Hay muchos productos en cualquier supermercado para este uso. Pero esta solución no es muy aconsejable para el medio ambiente, suelen ser productos químicos abrasivos, incluso para personas con ciertas alergias e hipersensibilidades no son nada aconsejables.

En este artículo os vamos a contar como eliminar la cal de nuestra ducha de un modo más ecológico, creando nuestro propio limpiador ecológico de fabricación casera.

Las dos más utilizadas sería recurrir a los ácidos más comunes que tenemos en casa, el vinagre o el zumo de limón.

Os contamos en 3 pasos como eliminar la cal de nuestra ducha:

1. Mojamos un trapo con vinagre o limón y lo ponemos alrededor de la grifería que tiene cal. En el caso de las alcachofas de las duchas podemos utilizar una bolsa de plástico con vinagre o limón y envolver la grifería con ella.
2. Dejar la grifería en remojo durante 1 hora.
3. Aclarar con agua y utilizar un estropajo de los que no rallan (tipo a los que utilizamos para limpiar la vitro cerámica).

Si después de estos 3 pasos el problema persistiese, lo ideal sería dejarlo sumergido toda la noche en vinagre blanco, de este modo seguro que nos libramos de la odiada cal.