Fotografía

El museo de arte en el baño

_45295361_081213_beardsley.jpg

Dos obras del célebre ilustrador victoriano Aubrey Beardsley se vendieron en subasta por más de US$355.000, después de haber sido descubiertas en el baño de un jubilado.

Un subastador, que realizaba un aforo de rutina de la cabaña de un individuo, descubrió los dibujos cuando pidió usar el baño.

Se dio cuenta que las ilustraciones en pluma y tinta que estaban sobre el lavabo eran del famoso y polémico artista del siglo XIX.

“El pelo en mi cuello se empezó a parar en punta”, declaró el subastador Stuart Whitehurst.

Los dibujos, titulados “El Clímax” y “Un Lamento Platónico”, forman parte de la serie de 13 ilustraciones que Beardsley creó para la publicación de la obra teatral “Salomé”, escrita por Oscar Wilde en 1894.

Piezas extraordinarias atraen precios extraordinarios

“El Clímax” alcanzó US$213.000, mientras que “Un Lamento Platónico” se vendió por US$142.200, muy por encima de lo que se había estimado en la pre-venta.

Ambos fueron comprados por el mismo coleccionista británico durante la subasta en la ciudad de Boston, Estados Unidos.

El vendedor anónimo es de dicha ciudad y dijo haber heredado las ilustraciones de su abuelo hace 40 años.

Nueve piezas de la famosa colección se encuentran en el Museo Fogg Art, en la Universidad de Harvard, pero el paradero de las recién descubiertas ilustraciones fue un misterio que duró 80 años.

Whitehurst, director de una librería de libros y manuscritos finos y antiguos, dijo: “Piezas extraordinarias atraen precios extraordinarios”.

“La compra de estas ilustraciones presentaron una rara oportunidad para adquirir las últimas dos piezas de esta serie y los compradores apreciaron ese hecho”, añadió.