Ecología baño, Eventos

España apuesta por crear un fondo en la ONU para dotar de agua potable y saneamiento a los países de África

2434805380_6f56cef856.jpg

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, anunció hoy que España planea proponer la creación, en el seno de Naciones Unidas, de un fondo para dotar de saneamiento y agua potable a todos los países de África, similar al creado ya para Latinoamérica y al que nuestro país aportó 1.500 millones de dólares.

En el marco de la presentación del informe de Unicef ‘Estado Mundial de la Infancia 2009’, Rodríguez señaló que la creación de un fondo del agua para África es “una apuesta única en la escena internacional”, para la que España espera contar con respaldo internacional, ya que se trata de una iniciativa que necesita “el compromiso cierto de muchos países” y podría suponer un importante espaldarazo a la consecución de los Objetivos del Milenio.

“España ha creado ya el primer fondo en Naciones Unidas para conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que es el fondo de 1.500 millones de dólares para poder dotar de agua potable y saneamiento a la población de América Latina. Es un esfuerzo económico muy importante para un país como España”, pero necesario si queremos alcanzar los Objetivos del Milenio, indicó Rodríguez.

“Sin embargo, el fondo de agua para África no lo puede hacer un país, lo tienen que hacer muchos países, tiene que haber un compromiso cierto para conseguirlo. Podríamos evitar (con su puesta en marcha) millones de muertes en los próximos 10 años y podríamos mejorar en dos Objetivos claros: en el de reducir la mortalidad infantil y el de mejorar la situación de la mujer”, afirmó.

Según la secretaria de Cooperación, UNICEF se ha convertido para el Gobierno en un socio prioritario, por lo que su contribución con esta organización ha pasado de los 7 millones de euros de 2005 a los 79 millones de 2008. “Con el esfuerzo de todos, donantes, países socios, organismos internacionales y sociedad civil, salvar las vidas de miles de mujeres y de millones de niños es posible”, concluyó.