Eventos

Más de la mitad de los españoles prefiere una ducha en compañía

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

platos de ducha

El Comité de Expertos de Seducción de AXE ha presentado su Segundo Barómetro de la Seducción, basado en el estudio sobre ‘El comportamiento de los españoles en la ducha’, que revela que más de la mitad de los españoles prefiere una ducha en compañía. Además, según el estudio, los chicos españoles valoran más que las chicas una ducha por puro placer.

El estudio, avalado por el Comité de Expertos en Seducción de Axe -formado por la antropóloga y doctora por la Universidad de Cambridge Carmen Ávalos, experta que ha desarrollado la investigación; además del futbolista Santi Cazorla y la Vecinita FHM 2008 Maribel Sánchez- ha tenido en cuenta dos tipos de ducha: la funcional y la ducha por placer.

Según los resultados del estudio, para los españoles es más significativa la segunda: los datos sostienen que el 84% de los chicos españoles se duchan por placer cada semana, además de hacerlo por higiene personal. Además, estadísticamente, mientras que los hombres buscan en la ducha un placer personal e íntimo -un 80,3% de los españoles declaran que si tuvieran más tiempo para ellos mismos se ducharían más veces sólo por puro placer-, las mujeres prefieren una ducha más funcional.

¿Qué necesita un chico en la ducha?

Durante una ducha por placer, los chicos priorizan elementos como la temperatura, la presión del agua o la esponja. Además, el 91% de los entrevistados afirman que un buen gel -especialmente su fragancia- es esencial para disfrutar de una ducha por puro placer. La compañía demuestra ser también un factor relevante en la ducha, pues según el estudio,a un 59% de los españoles les gustaría compartir ese momento con alguien, pero sólo un 27% declara realizarla con frecuencia.

Si a más de la mitad de los españoles les gustaría disfrutar de una ducha en compañía, entre los datos destaca que son los valencianos y los sevillanos los que más interés demuestran en compartir la ducha (un 70% y un 66%, respectivamente).

Mientras, los vascos y los catalanes, con un 83,3% y un 71,4% respectivamente, son los que más aprecian la ducha como un momento íntimo.