CONDUCHA Y JABÓN, Consejos

Trucos para limpiar la vitrocerámica

En una reforma de cocina no puede faltar una buena vitrocerámica. La limpieza de la vitrocerámica es una cuestión clave dentro de tu cocina. Se trata de un elemento que utilizas todos los días y que si llega a estar sucia puede deslucir toda la cocina. Por lo tanto, conocer algún que otro truco para limpiar la vitrocerámica no te vendrá nada mal.

limpiar la vitrocerámica

El uso de la vitrocerámica es sencillo, se trata de un sistema muy seguro. En comparación a otros sistemas de cocción, la vitrocerámica es un sistema sencillo de limpiar y cómodo, que no requiere de desmontar ninguna pieza. El único peligro que se puede encontrar a la hora de limpiar la vitrocerámica es el posible peligro a la hora de rayar el material, el vidrio que cubre la superficie, sobre le que se cocina.

Al ser un elemento fabricado en un material tan delicado como el vidrio, resulta muy fácil de que se rompa, raye o dañe. Por eso, te damos algunos trucos con los que limpiar la vitrocerámica sin miedo a rayar su superficie o romperla:

Zumo de limón

zumo de limón

Este remedio casero es infalible para retirar del todo las manchas y restos que han quedado sobre la vitrocerámica. Lo único que tienes que hacer es verter un poco de jugo de limón sobre las manchas que han quedado en la placa y esperar.

Al rato, después de unos segundos, puedes retirar el jugo con un paño húmero o una bayeta, y verás como las manchas que han quedado sobre la vitrocerámica desaparecen. Si alguna persiste necesitarás hacer uso de la rasqueta para quitarla.

Vinagre

limpiar la vitrocerámica con vinagre

Remedio casero por excelencia. El vinagre funciona también para limpiar la vitrocerámica. Igual que el vinagre puede ser una buena solución para desinfectar, siendo un posible sustituto de la lejía si nos falta este producto de limpieza, en el caso de la vitrocerámica tiene mucho que decir también.

Para limpiar la vitrocerámica con vinagre tienes que seguir el mismo proceso que con el zumo de limón, dejar que actúe sobre la mancha y tras un rato frotar la zona con un paño limpio.

Además de ayudar a retirar las manchas, el vinagre actúa como abrillantador, así que verás tu vitrocerámica como no la veías desde hacía mucho tiempo, con un brillo nuevo e intenso.

Hielo

limpiar la vitrocerámica con hielo

Uno de los trucos más desconocidos pero que mejor funcionan para retirar manchas de la vitrocerámica es aplicar hielo sobre la superficie de la propia mancha. Debes dejar que el hielo actúe sobre las manchas difíciles durante un tiempo, enfriándolas para que luego sea más fácil su retirada.

Al contrario que con el vinagre o el zumo de limón, la mancha sobre la que se ha aplicado el hielo tendrá que ser repasada por una rasqueta.

Actúa rápidamente con jabón

limpiar la vitrocerámica con jabón

Si algún salpicón de aceite o algún otro alimento cae sobre la vitrocerámica durante el cocinado, puedes actuar inmediatmanete cubriendo del todo la mancha son jabón y dejando que el salpicón se enfríe. Cuando pase un tiempo puedes retirar la mancha, limpiándola.

¿Necesitas reformar tu cocina? Pide tu presupuesto para reformar la cocina con SecuriBath. ¡No te arrepentirás!