Noticias de Baño

Medidas y dimensiones para muebles sanitarios

medidas para muebles sanitarios

Medidas adecuadas para muebles sanitarios en el cuarto de baño

Uno de los errores más comunes y a los que menos atención se presta por parte de instaladores y clientes, suele ser no tener en cuenta las medidas para muebles sanitarios en el espacio del cuarto de baño. Tradicionalmente, invertimos muchos esfuerzos en escoger minuciosamente el aspecto que tendrá nuestro futuro cuarto de baño, mediante la elección de diferentes modelos, colores y un sinfín de accesorios para nuestros muebles y sanitarios. Sin embargo, el tema de las medidas y dimensiones para muebles sanitarios es algo que suele quedar olvidado, casi como si la mayoría de las veces se diera por hecho que las medidas de los muebles sanitarios vienen ya predefinidas para nuestro cuarto de baño. No es así; cada persona, cada baño y cada mueble son un mundo y hay que hacer los esfuerzos que sean necesarios para adaptar cada elemento de forma adecuada.

Lavabo

Aunque podemos entender que la utilización de un lavabo en una vivienda no está destinada a las mismas personas que en un baño público, existen unas medidas estándar aproximadas para una utilización adecuada. Si bien podemos encontrar más fácil adaptar las medidas del lavabo en un cuarto de baño exclusivo para hombres o para mujeres, es cierto que cuesta más trabajo adaptar las medidas en el caso de una vivienda familiar, partiendo de la base de que puede que papá, mamá y los niños no tengan las mismas dimensiones. Lo más común sería adaptar las medidas del lavabo en torno a unos 5 -7 cm por debajo del codo de la persona que lo va a utilizar, oscilando entre los 95 – 110 cm para hombres y 80 – 90 cm para mujeres. El espejo dependerá de la altura del ojo en cualquier caso.

Inodoro

En el baño es muy importante intentar dejar siempre una zona de actividad libre para la utilización de los muebles sanitarios y una zona de circulación. Para calcular correctamente las medidas de muebles sanitarios, en este caso el inodoro, debemos calcular aproximadamente 45 cm de zona de actividad y aproximadamente 75 cm de zona de circulación. Como mínimo, debería haber un espacio de 60 cm entre el inodoro y la pared frontal más próxima. El portapapeles debería situarse cercano a los 75 cm del suelo y la distancia desde el inodoro debería coincidir con la medida del brazo en extensión hasta la palma de la mano.

Ducha y Bañera

En la ducha, la medida del cabezal debería de situarse al alcance de las personas adultas de menor tamaño de la vivienda. Eso si, en ningún caso puede entorpecer el aclarado de la persona de mayor tamaño. También es recomendable la utilización de un cabezal regulable, muy útil en el caso de familias con niños.

En la bañera, los mandos deberían estar al alcance de la persona más pequeña en caso de encontrarse sentada. Las medidas, deben de coincidir con la distancia desde las nalgas hasta los talones del usuario más pequeño en posición tumbada, para evitar que se sumerja y se resbale con el agua.