Consejos, Mamparas de baño

Mamparas con vidrio de seguridad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Centrándonos exclusivamente en la seguridad sin tener en cuenta aspectos estéticos, analizaremos las mamparas con vidrio de seguridad.

Los vidrios de seguridad que llevan instalados las mamparas son vidrios templados. Estos vidrios son sometidos a unas temperaturas muy altas (unos 600°C) para después enfriarlos muy rápidamente, lo que hace que se generen en su interior unas tensiones que le confieren mayor resistencia estructural y mayor resistencia al impacto, unas 5 veces mayor respecto a un vidrio sin templar.

Pero además de ser mucho más resistentes, los vidrios templados tienen una gran ventaja en cuanto a seguridad se refiere, ya que en caso de rotura se fragmentan en pequeños trozos evitando cortes y lesiones graves. Por este motivo, SecuriBath instala mamparas con vidrio de seguridad, para que en caso de rotura, no queden fragmentos cortantes que puedan ocasionar heridas ni cortes.

El templado del vidrio hay que realizarlo de manera correcta, ya que si no se realiza bien, la rotura no será en forma de pequeños trozos, sino que serán de mayor tamaño. Por este motivo, en SecuriBath solo instalamos mamparas con vidrio de seguridad de fabricantes con todas las garantías, que nos den una seguridad, porque un vidrio no se puede comprobar si está bien templado o no hasta que se rompe.

Los grandes fabricantes de mamparas tienen un muestreo de calidad en el que rompen vidrios aleatoriamente cada cierto tiempo para ver que la calidad del templado es la correcta. Aun así, no son vidrios irrompibles, ya que con un fuerte golpe podríamos romper un vidrio templado. El punto más débil está en sus extremos, donde las tensiones internas son menores. Las zonas centrales son más resistentes al impacto.

rotura de vidrio

Adentrándonos más en el mundo de las mamparas con vidrio de seguridad, estos vidrios pueden tener diferentes espesores según modelo y fabricante. Las mamparas que tienen más perfilería, suelen ser de 3mm. Se realizan así porque el punto más débil que son los bordes y cantos del vidrio, están protegidos con la perfilería. Las mamparas más modernas y actuales, cada vez incorporan menos perfilería, siendo éstas mamparas con vidrio de seguridad de espesores de 6 u 8 mm.

Por si alguien se pregunta si se siguen fabricando mamparas con paneles acrílicos, deciros que sí. Seguimos teniendo fabricantes que en vez de vidrio incorporan a las mamparas paneles acrílicos con dibujos de gotas simulando agua. Los plásticos son menos seguros, no se rompen siguiendo ningún patrón y pueden aparecer formas punzantes haciendo que sea posible clavarnos los trozos en una caída.

Siguiendo los principios de seguridad en el baño, SecuriBath recomienda mamparas con vidrio de seguridad, disponiendo de muchos modelos y fabricantes disponibles, con mamparas en stock o a medida, a gusto de todos nuestros clientes.