Reformas de hogar

Nuevo falso techo de pladur

Cuando tenemos un falso techo antiguo y deteriorado, la mejor solución es instalar un nuevo falso techo de Pladur. Realmente el material de las placas es cartón-yeso, pero el nombre comercial más popular es Pladur y con ese nombre nos referiremos en este blog a las placas de falso techo.

Al eliminar el falso techo antiguo, normalmente de escayola, nos evitamos tener que sanear el techo existente que nunca va a quedar perfecto y además, también evitamos la aparición de futuras grietas.

Como ejemplo, veamos una de nuestras últimas obras realizadas, en las que se sustituyó el falso techo antiguo de escayola por uno nuevo de Pladur, dentro de la reforma completa de baño que realizó con SecuriBath.

La primera fase  es la demolición del falso techo antiguo, siempre siguiendo todos los pasos necesarios sobre protecciones y seguridad, y retirando todos los escombros a punto limpio. Aprovechamos entonces para pasar todas las instalaciones que sean necesarias y que luego se quedarán ocultas con el nuevo falso techo.

El siguiente paso es la instalación de toda la perfilería necesaria para el nuevo falso techo de Pladur. SecuriBath siempre aprovecha esta nueva instalación para intentar elevar el falso techo y así ganar espacio en el baño siempre que nos lo permitan las instalaciones y desagües existentes. En este caso nos encontramos con una vivienda que tiene saneamiento colgado, por lo que en nuestro techo nos encontramos los desagües del piso superior que hay que respetar.

Una vez instalada toda la perfilería, seguimos con la colocación de las placas de Pladur para cubrir toda la superficie del baño y que no quede ningún hueco libre. Estas placas son de fácil manejo y corte, por lo que el operario en obra puede darle la forma deseada. Seguidamente pasamos al emplastecido de juntas. En la juntas de las placas, primero se da una mano de pasta con espátula, luego se coloca la cinta de unión de placas, y finalmente se remata con otra mano de pasta de junta. En los huecos de la tornillería igualmente se emplastece para dejarlos ocultos.

Casi finalizando, rematamos con un lijado de todas las juntas para dejar una textura perfectamente lisa. Para terminar, lo último es aplicar la pintura de terminación, en varias capas, para un perfecto acabado de nuestro nuevo falso techo. Sin olvidarnos de la iluminación, que en este caso fue una luminaria empotrada LED para ahorro energético.

En SecuriBath disponemos de mano de obra cualificada para todo tipo de trabajos y reformas. Por eso no dudes y ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros técnicos especialistas estará encantado de atenderte y solucionar todas tus dudas.