Arquitectura, Cocina

COCINA ABIERTA AL SALÓN

COCINA ABIERTA AL SALÓN

Todos soñamos con las típicas cocinas que salen en las películas, cocinas con isla en el medio, cocina abierta al salón, sin tabiques sin barreras visuales… Pero no todos tenemos la suerte de tener una casa como la de las películas.

Esta semana nos hemos encontrado con unos clientes que querían una cocina abierta al salón pero sin tener que renunciar a espacio de almacenamiento, con una zona en la que pudiesen sentarse a comer y que cuando viniesen sus amigos, no tuviesen una división entre cocina y salón.
En definitiva quieren crear un espacio para compartir con amigos y familia.

Tratamos de encajar todas los requisitos en las medidas que tenemos, pero nos damos cuenta que dejar la cocina totalmente abierta es prácticamente imposible a no ser que reduzcamos la capacidad de almacenaje a un 50%, como no es lo que quieren nuestros clientes seguimos investigando hasta que llegamos a la solución definitiva.

Finalmente encontramos que si sustituimos el actual tabique en el que se encuentra situada la puerta y que a la vez es la separación entre cocina y salón, tabique de rasilla, tabique como el que podemos encontrar en cualquier otra estancia de la casa, por un tabique de vidrio con una puerta corredera de vidrio transparente anclado todo con el sistema Klein para puertas correderas de vidrio, nos ofrece una solución a medio camino entre una cocina abierta y una cerrada.
Cerrada por que en el fondo hay un tabique divisorio entre una estancia y otra pero abierto porque no tenemos ningún obstáculo visual entre ambas estancias.

Puerta de vidrio sistema Klein
Separación de tabique de vidrio con puerta corredera entre cocina y salón

El sistema Klein para puertas correderas consiste básicamente en un perfil que por un lado deja fijo una parte del vidrio y en otra parte tiene unos rodamientos para que la puerta corredera, deslice en paralelo a la parte fija de vidrio.
El perfil puede quedar visto u oculto en el falso techo, en este caso lo ocultamos para evitar obstáculos visuales que nos entorpezcan en esa idea de espacio abierto.

Detalle de perfil del sistema Klein empotrado en el falso techo

El sistema Klein tiene un sistema de frenado tanto en apertura como en cerrado de la parte corredera para evitar posibles accidentes.
El vidrio que utilizamos no es un vidrio templado, su coste es bastante elevado, pero recurrimos a un vidrio de seguridad de 1 cm de espesor, pudiera parecer que la puerta queda pesada, pero el sistema Klein proporciona ligereza al uso de la puerta.

A la hora de la instalación, hay que tener en cuenta que aunque en el uso no notemos pesadez, la puerta en si misma si tiene un peso importante, por lo tanto hay que reforzar el falso techo donde se anclará el perfil del sistema Klein. En este caso como hemos instalado falsos techos de pladur en toda la vivienda, utilizamos 2 perfiles en forma de U de los que se utilizan para instalar el pladur, apoyados en los dos tabiques laterales, de este modo le damos la rigidez necesaria para aguantar el peso de la puerta.

Puerta de vidrio para cocina semi abierta

La idea en esta reforma es que quede la cocina abierta al salón, pero en el caso de que necesitemos aislar la cocina, por un tema de olores o de ruidos también lo podemos hacer. Este sistema nos permite una versatilidad total en la distribución de nuestro espacio.

Por eso siempre recomendamos que os dirijáis a profesionales para realizar vuestra reforma, en Securibath nos encargamos de que un técnico se presente en vuestro domicilio, y haga un estudio de todas las posibilidades tanto estéticas como funcionales, y que os de la mejor solución para vuestras necesidades sin renunciar a nada teniendo en cuenta las ultimas tendencias y materiales en el mercado.